Centro de Clientes – Iniciar sesión
País e Idioma Country and Language

AKG K-271 MKII

1678

Auriculares estéreo de estudio

  • Cerrados
  • Dinámicos
  • Diseño circumaural
  • Impedancia nominal: 55 Ohmios
  • Potencia máxima de entrada: 200mW
  • Respuesta en frecuencia: 16Hz - 28kHz
  • Sensibilidad: 104dB/V
  • Diadema auto-ajustable
  • Apagado automático
  • Jack unilateral
  • Cable de 3m con conector minijack estéreo de 3,5mm
  • Cable en espiral de 5m con conector minijack estéreo de 3,5mm
  • Incluye 1 par de almohadillas de terciopelo y un adaptador de rosca de 1/8" a 1/4", chapado en oro
  • Peso con cable: 295g
  • Peso sin cable: 239g
Diseño Over-Ear
Sistema cerrado
Impedancia 55 Ohm
Respuesta en frecuencia 16 Hz – 28000 Hz
Adaptador
Cable intercambiable
Color Negro
Disponible desde Marzo 2008
número de artículo 206951
Respuesta en frecuencia desde 16 Hz
Respuesta en frecuencia hasta 28000 Hz
Sensibilidad 104 dB
SPL Max. 104 dB
Tipo de conector Minijack
Peso 239 g
Mostrar más
89 €
IVA incluido. 15 € de gastos de envío adicionales
Disponibilidad inmediata
Disponibilidad inmediata

Este producto está en stock y puede ser enviado inmediatamente

Información sobre envíos
Entrega estimada entre Jueves, 2.12. y Lunes, 6.12.
1
11 Rango de ventas

1678 Valoraciones de los clientes

J
Duraderos
Jaime_A 13.08.2021
Los compré en 2016, hace más de 5 años, y han estado moviendose de un sitio para otro sin dejar de funcionar como el primer día.

Viene con dos cables, y sigo utilizando el primero. Las almohadillas también vienen con recambio y aún no he tenido que usarlo.

No soy experto en sonido de estudio, yo los compré para usarlos con mi amplificador de guitarra y me parece que suenan bastante transparentes, así que satisfecho.
Sonido
Comodidad
Fabricación
1
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

A
Cómodos y suenan bien aunque...
Anónimo 01.02.2016
Compré este modelo tras ver unas cuantas reviews de varios modelos e informarme bien del producto:
-El diseño es simpático pero sobrio; bien.
-Que el sonido se apague cuando la cinta no está "tensa" (agarrada a la cabeza) por ahora me parece una buena idea.
-El acabado cuando lo tienes en la mano da sensación de plástico, pero seamos positivos: ello repercute en un peso menor y por tanto mayor comodidad.
-Son para trabajar en estudio: no son cómodos para colgarlos al cuello cuando quieres escuchar el sonido ambiental.
Un par de puntos negativos tienen que ver con los cables (largos, pensados para ser usados en estudio) que trae:
-Me costó mucho desenchufar el cable normal (estaba bastante duro) y con un dispositivo nuevo tienes miedo de dañarlo haciendo fuerza.
-El cable que tiene forma de rulo (el normal no, el otro que es más "cool") no funciona bien: sí, como suena, desde la primera vez que lo enchufé el cable no coge bien la señal estéreo y tienes que toquetear el conector del minijack para que funcione bien; eso pasa de toda la vida con los cables ya usados, que pase con un cable nuevo (a estrenar, en teoría) es un poco decepcionante: no puedes arriesgarte a usar en estudio un cable del que no te puedes fiar.
-Tras ver que no se solucionaba el asunto (indiferentemente de si lo usaba con el minijack o con el adaptador a jack) volví a usar el cable "normal" y esta vez parece que está menos duro para cambiarlo: always looking the bright side of...
-Con respecto a las almohadillas intercambiables, se agradece, ya que uno anda cansado que las imitaciones de piel de pronto un día empiecen a descomponerse y llenarte orejas y manos de escamas negras. Cambiar las almohadillas conlleva un ratito y paciencia.
-Como curiosidad, la almohadilla de terciopelo deja al descubierto una menor superficie de lo que es el auricular en sí de donde sale el sonido. Probablemente sea también la de terciopelo más fresca al cabo del rato que la de "cuero".

Una buena opción de auriculares cerrados para grabar y escuchar, pero decepcionante que el conector de uno de los dos cables funcione mal estando nuevo.
Sonido
Comodidad
Fabricación
4
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

D
Mucha calidad a buen precio.
DruMraio 21.04.2021
Utilizo estos auriculares para practicar con la batería, a veces con la banda para ponerme la claqueta; y ocasionalmente también como auriculares gaming.
Por el precio que tiene, ofrece una calidad de sonido excepcional, muy natural y sin ecualizaciones extrañas; y un nivel de aislamiento muy adecuado para mí: me permiten seguir oyendo mi batería sin tener que subir demasiado el volúmen.
Ofrecen más calidad de la que aparentan, ya que se ven un poco "plasticosos", pero eso es lo que permite que sean ligeros y por tanto muy cómodos, en especial si se usan con las almohadillas aterciopeladas.
También incluyen otro juego de almohadillas de cuero, que aíslan un poco más que las aterciopeladas, aunque hacen que en verano suden las orejas.
Muy útil el cable flexible, es de mucha calidad, aunque al igual que en el cable liso, el mini-jack macho encaja demasiado suave en el conector hembra de tu dispositivo, y a veces se puede soltar.
Después de dos años con ellos, están igual que el primer día, y han recibido varias caídas y golpes. Tanto los auriculares, como las almohadillas y los cables, ofrecen mucha calidad.

Pros: Fabricación y sonido de calidad, comodidad de uso y accesorios: dos cables, dos juegos de almohadillas y adaptador de jack a mini-jack dorado. Precio.
Contras: El mini-jack macho encaja demasiado suave. Estética.
Sonido
Comodidad
Fabricación
0
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

K
Magníficos
Kastmo 15.03.2013
Al escuchar los AKG K-271 MKII te ocurre como cuando bebes agua pura después de estar acostumbrado a beber agua del grifo.

Es un audifono que no añade matices. Te refleja el sonido tal cual y eso hace que uno crea que le falta algo cuando los usas por primera vez. En realidad, en mi opinión son los audifonos perfectos para usar en un estudio. Lo que oyes es lo que tienes y, a partir de ahi, añade o quita lo que quieras. Cubren el oido por completo con lo que te aislan del exterior y no cansan ni duelen después de llevarlos mucho tiempo.

Sí tienes una sensación de oreja caliente, pero es inevitable.
Curiosamente, al contrario que la tendencia de otros fabricantes a minimizar opciones, AKG manda un paquete de lujo: 2 cables distintos e intercambiables; uno normal y otro con forma de muelle, con conector japones y adaptador a americano y también 2 parejas de headpads; una de cuero sintético y otra similar a terciopelo.

Como extra tiene también un sistema auto-mute como medida de protección cuando te quitas los cascos.

El único problema lamentable sería que con el tiempo, como suele ocurrir, se estropeara la superficie de los headpads, pero bueno, trae 2 pares...
Sonido
Comodidad
Fabricación
11
1
Reportar evaluación

Reportar evaluación

Relacionados de YouTube

Ayuda