Carretera musical – Melodías sobre ruedas

Carretera musical – Melodías sobre ruedas

¿Obreros pasándoselo bien? ¿Ingenieros trabajando en las calles? ¿Músicos experimentando con el asfalto? Sí a todo. Hoy hablamos de las carreteras musicales, un fenómeno que ya puede encontrarse en diversos países alrededor del mundo.  🚗


¿Pero de qué demonios hablas?

Pues sí, durante los últimos 25 años se han construido carreteras musicales alrededor del mundo. Una carretera musical es una carretera, o parte de esta, que cuando conducimos sobre ella provoca una vibración y un ruido que se transmite al coche a través de las ruedas en forma de melodía. (Wikipedia).  Las diferentes notas se generan creando pequeños surcos en el asfalto, en función de la amplitud de estos surcos suena una nota u otra (los surcos suelen tener una amplitud de entre 5 y 10cm). Si conducimos a una velocidad constante, los surcos más estrechos aumentan el tono o pitch, mientras que los surcos amplios bajan el tono. En la siguiente foto te puedes hacer una idea de lo que estamos hablando.

¿Pero cómo y cuándo empezó todo esto?

Este fenómeno apareció en Dinamarca en 1995 de la mano de los artistas, Steen Krarup Jensen y Jakob Freud-Magnus. Lo bautizaron como Asfaltófono y el prototipo consistía en una serie de marcas en el pavimento parecidos a los puntos de Botts, espaciados adecuadamente para que cuando pases sobre ellos con el coche suene un arpeggio en F Mayor.

 

Actualmente este tipo de instalaciones se pueden encontrar hasta en 12 países diferentes como China, Hungría, Indonesia, Irán, Japón, Corea del Sur, Países Bajos, Estados Unidos, San Marino, Taiwan y Ucrania.

Lancaster, California:

 

Holanda:

 

¿Y cómo funciona?

Marshal Chasin, un audiólogo profesional desarrolló una formula para medir la amplitud adecuada entre los surcos que debía haber en la carretera para conseguir las diferentes notas, de C (262 Hz) a una octava por encima (524 Hz):

f = v/wavelength

F es frecuencia (262 Hz o 262/segundos) y v es el ratio de velocidad con el que el coche pasa por encima de cada surco (100 km/h). Usando esta formula conseguimos la siguiente tabla de resultados:

¿Y no es un peligro para los conductores?

Lo contrario de hecho. Estas carreteras musicales están situadas estratégicamente en tramos rectos de la carretera, donde los conductores tienden a distraerse, acelerarse o adormilarse. La música, que se oye bastante fuerte, alerta a los conductores y los mantiene atentos a la carretera. Algunos incluso han de moderar la velocidad para poder ser más precisos con las notas de la melodía.

Un buen ejemplo de esto lo encontramos en Nuevo Mexico donde el Departmento de Transporte y el canal National Geographic instalaron una «Autopista Musical» en 2014. Se instaló para recordar a los conductores que debían moderar la velocidad y respetar el límite de velocidad en una carretera estrecha donde normalmente conducen coleccionistas de coches antiguos para poner a prueba la velocidad de estos. in a stretch of road that is usually used by old automobile collectors to test their cars’ speed capabilities.

 

Bueno ¿y ahora qué?

Bueno, actualmente estas «carreteras musicales» se comercializan y podría convertirse en una técnica de marketing lucrativa para algunas marcas. Por ejemplo Honda hizo el primer anuncio protagonizado por una carretera musical en 2009, donde sonaba un fragmento de William Tell Overture. Este tipo de carreteras no son muy precisas en cuanto a tono, y hay gente que en el anuncio de Honda apenas se puede reconocer la canción, completamente desafinada y poco precisa. Juzga por ti mismo:

 

Conclusión

La próxima vez que viajes a alguno de estos países no dudes en poner a prueba sus carreteras musicales. Posiblemente en un futuro no muy lejano podremos encontrar este tipo de carreteras en todo el mundo y el número de accidentes por fatiga descienda. Bon voyage!

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

Deja una respuesta