Así es la fábrica de MarkBass y DVMark por dentro

Así es la fábrica de MarkBass y DVMark por dentro

Érase una vez, en el centro de Italia, un tipo llamado Marco de Virgiliis, quien decidió crear un amplificador de bajo. Casi 30 años después, MarkBass (y sus marcas subsidiarias tales como DVMark, Mark Audio, Mark Drum) se mantienen con fuerza  y sus característicos diseños combinando el amarillo/naranja y el negro se han convertido en una referencia, haciendo que sus amplificadores los usen varios artistas de alto rango alrededor del mundo.


Octubre 2018, 06:00 AM

Russell (Thomann Bass Host) y yo (Simon, Comunity Manager para Italia) aterrizamos en un avión a un lugar de ensueño. En el centro de Abruzzo, en San Giovanni Teatino, las oficinas centrales de MarkBass nos esperan. Los italianos son conocidos por su hospitalidad, y aquí no se hace ninguna excepción. Tras el check in y deshacer nuestras maletas para coger nuestro equipo, nos vamos a comer pescado en primera línea de mar, un gesto de amabilidad de Marco De Virgiliis, un verdadero caballero e innovador musical.

Al día siguiente, el propio Marco nos recoge en frente del hotel y nos conduce hasta su…¡mundo! Marco está realmente orgulloso de lo que ha conseguido y es apasionado y cuidadoso con su compañía, sus empleados y su perro, como ningún otro que me haya encontrado en mi vida. En el momento en el que pisamos el interior de las oficinas, nos damos cuenta de que su visión va más allá de la fabricación de amplificadores.

Las oficinas de MarkBass no son las típicas oficinas que uno acostumbra a ver. La luz natural se refleja en el centro del ‘Mark Club‘, la parte central de la oficina en la que se encuentra un completo escenario musical (para Clínics, Masterclasses o incluso para improvisaciones espontáneas) y varias bandejas de café, al más puro estilo italiano. No podemos más que sentirnos en casa, relajados, rápidamente olvidamos que el edificio en el que nos encontramos acoge regularmente oficinas, laboratorios, un almacén y, por supuesto, la línea de producción donde se comprueban y testan los productos.

Bob Marley, el gato de Marco, nos echa una mirada de curiosidad. “Extraños”, piensa.

Antes de filmar el reportaje que podéis ver aquí mismo, debajo de este artículo, Marco nos enseña el edificio y nos presenta a varios de los miembros de su equipo. La planta superior es para los que trabajan con ordenador, es decir, el programador web, los ingenieros, los contables y los diseñadores de producto.

Una vez bajamos las escaleras, un laboratorio enorme se abre ante nosotros. Aquí es donde el equipo de Marco comprueba todos y cada uno de los productos que vienen de sus fábricas en Indonesia y testan cuidadosamente todas y cada una de las funciones de los productos para poder entregar al cliente final un amplificador completamente operable y con un sonido perfecto.

Las imágenes dicen más que las palabras, así que te animamos a que eches un vistazo a nuestro vídeo sobre el Tour por la Fábrica justo aquí abajo. ¡Que lo disfrutéis! 👇

 

 

Antes de volar de vuelta a casa, nos tomamos un minuto para reflexionar sobre nuestra estancia en Pescara. No podemos evitar sentirnos positivos después de haber sido atraídos por la increíble pasión por la música, la vida y el arte que demuestra Marco. Crear y desarrollar productos con verdadera pasión es lo que distingue los buenos productos de los productos excepcionales. De hecho, nosotros sabemos exactamente lo que significa tener pasión por la música. 😉


Queremos agradecer a Marco por habernos invitado a su oficina (o a su hogar, como nos dijo) y enseñarnos el fascinante mundo de MarkBass / DVMark. 

¿Posees algún amplificador MarkBass? ¿Eres usuario de DVMark? ¡Déjanos un comentario!

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

Deja un comentario