DAW: Los 7 magníficos

DAW: Los 7 magníficos

Si quieres crear música (o mezclarla, producirla y ecualizarla), tienes que tener un tipo de software en concreto en tu ordenador. Este software se llama «Digital Audio Workstation«, o DAW.

Antes de entrar en detalle sobre las ventajas y desventajas de cada producto, un breve resumen sobre la historia de los DAW: al principio solo había un secuenciador, utilizado para tocar notas y secuencias MIDI y controlar efectos y sintetizadores. El secuenciador no estaba capacitado para «registrar» nada en el soporte en el que trabajabas (en este caso el disco duro de tu ordenador).

De ahí surgió la necesidad de tener un programa aparte con opción de «Recording«, para poder grabar música en tu propio disco duro usando un interface y un micrófono. Con los avances tecnológicos finalmente se fusionaron los dos programas en un solo producto, enriquecido por la tecnología VST inventada por Steinberg, permitiendo la integración de pequeños «programas» de efectos de terceras partes, los famosos plug-ins. De la invención de los VST (y derivados como RTAS – formato utilizado en Pro Tools – y AU – utilizado en ordenadores Macintosh) surgieron miles de programas, plug-in y bibliotecas de samples.

Lo que llamamos DAW, secuenciador o programa de grabación, es un software muy intuitivo y fácil de usar. ¡Esperamos que disfruteis y os divirtáis haciendo música!

P.D.: En nuestra Thomann Download Store encontrarás más de 1000 licencias para adquirir al momento usables a partir de DAW, Plug-in, suite completa de producción y biblioteca. Más info clicando aquí.

 



#1: Propellerhead Reason

Propellerhead Reason

Reason nace como DAW para «principiantes», aunque a pesar del target, no hay límites. Como en un verdadero y propio estudio analógico, es posible combinar diferentes tipos de equipo (digital) utilizando un método gráfico muy intuitivo y graduable que hace de Reason una de las DAW más user friendly que hay en el mercado.

Reason ofrece una excelente selección de efectos e instrumentos ya incluidos. Para los que ya saben de esto, obviamente, puedes instalar plugins de terceras partes (en formato VST o AU). Punto positivo por el sinte disponible integrado en Reason, genera un sonido optimo sin cargar demasiado tu CPU. La biblioteca de samples son buenas pero no al nivel de las que ofrecen otros como Native Instruments, East West, etc.  Reason es una DAW excelente para dar los primeros pasos en el mundo de las grabaciones y producción musical.

Hace tiempo no se podía grabar directamente en Reason (por lo tanto, por definición, nació como secuenciador) pero por petición popular ahora se puede de una manera sencilla gracias al diseño esencian e intuitivo de las secciones de arreglo y mezcla. Reason cuenta también con una gran cantidad de simuladores de amplificadores de guitarra y bajo.

Reason es un producto para todos los públicos y muy recomendado para iniciarse en el mundo de la producción de manera rápida. Para aquellos que busquen una edición más profunda, proyectos con más pistas, y características avanzadas, todavía quedan por ver otros softwares que se adaptan a tus necesidades.

 


#2: Fruity Loops aka FL Studio

Fruity Loops nace con un concepto muy similar a Reason, permitiendo utilizar plug-in de terceras partes en formato VST.

Como Reason, FL permite una edición profunda y detallada y una sección dedicada a la grabación de audio. Gracias a las diferentes funciones como la producción de beats basada en patterns (muy de moda entre los productores de hip hop y techno), FL está muy ligado a la música electrónica pero no exclusivamente. Muchos productores profesionales (citamos a AVICII, Martin Garrix) continúan trabajando con Fruity Loops debido a su editor intuitivo e inmediato.

La extrema sencillez a la hora de trabajar con él, unido a un concepto de composición y producción musical inmediata y la posibilidad de utilizar cualquier plug-in hacen del FL Studio una correcta herramienta para cualquier tipo de músico. También cuenta con actualizaciones gratuitas para el resto de tus días, lo cual, no está nada mal ¿no?

 

 

#3: Apple Logic

 

DVD Hands On Logic Pro X

Logic es la DAW oficial de Apple y solo está disponible para sistema operativo OSX. A pesar de esta limitación, es uno de los DAW más utilizado alrededor del mundo gracias a su sobriedad y efectividad editando y herramientas vanguardistas para la productividad creativa. Siendo prácticamente completo, con una biblioteca base enorme incluída en el precio, Logic es seguramente uno de los softwares más interesantes.

Logic, como Reason y FL Studio, es también un programa de composición ideal para crear arreglos MIDI (con plug-in y también sintetizador enchufado al ordenador). Junto a Pro Tools y Cubase es considerado uno de los “Big 3” de la producción de audio digital.

La biblioteca base viene tan completa que no vemos motivos para caer en el uso de plug-ins externos (en formato AU), algo que es posible en caso de que lo desees.


#4: AVID Pro Tools

 

Avid Pro Tools

Pro Tools es indudablemente el estándar industrial presente en todos los estudios más famosos del mercado americano. No hay estudio de grabación que se digne a recibir tal nombre que no lo tenga entre sus herramientas de trabajo. Originariamente, Pro Tools estaba enfocado al uso con hardware TDM con DSP acelerado de tipo propietario que permitía la gestión de proyectos con una cantidad enorme de pistas y efectos sin que afecte a la CPU del ordenador y gestionando de excelente manera el multi threading.

Una de las ventajas principales de este sistema, en cuanto a abasto claro, es la posibilidad de grabar una pista (incluso en presencia de decenas y decenas de pistas y efectos activos) sin perder la posibilidad de escuchar en modalidad latency free.

Por otra parte la función de editing de Pro Tools es de un nivel muy alto en cuanto al software y está pensado para 3 funciones bien precisas: grabar, editar y mezclar. La presencia de una biblioteca de sonidos, sintetizadores y efectos es algo que se ha incluido en las últimas actualizaciones, debido a la naturaleza «puramente de trabajo» de este programa. La biblioteca integrada no brilla por su versatilidad y calidad de sonidos.

La curva de aprendizaje con un programa como Pro Tools no es la más lineal del mundo pero una vez aprendas los atajos de teclado y comando básicos notarás mucho la mejora de tu fluidez de trabajo.

#5: Steinberg Cubase

Steinberg Cubase

Cubase es seguramente la DAW más “DAW”  de esta lista y está a medio camino entre la potencia en cuanto a composición de Logic y la potencia de Pro Tools. Durante el último año Cubase se ha llevado un buen trozo del pastel aprovechándose del sentimiento de decepción y insatisfacción generada por algunos productos y políticas de precios de AVID (Pro Tools)

Cubase tiene la suficiente potencia para gestionar los proyectos más complejos y las diferentes posibilidades de configuración si nos adaptamos al estilo de trabajo que utiliza. Tanto si te interesa la edición de música detallada como la composición de música electrónica, Cubase puede hacer todo sin problemas y, no obstante es menos popular que Logic pero decisamente más tentador que Pro Tools, La experiencia de Steinberg es un aval; ¡Ellos son los inventores del formato VST !

Las pegas de Cubase son la GUI austera y la edición no propiamente inmediata, si la comparamos con Pro Tools.

#6: Ableton Live

 

Ableton Live

Ableton Live no se puede definir como una DAW tradicional. Muy popular entre los productores de música electrónica (debido a determinadas características peculiares) y considerada la DAW más veloz que hay, Ableton Live dispone de la función “non-stop” que permite editar, arreglar, modificar parámetros y otros tantos sin parar la música, de manera que puedes trabajar en tu propio material en loop escuchándolo y cambiándolo a tiempo real.

Entre otras características destacables de este software está el clip matrix, un “archivo” para samples de audio, pistas completas, clip MIDI con virtual instruments asignados que permiten combinarlos y tocarlos al gusto. De esta manera es posible crear una gran variedad de arreglos totalmente diferentes a la hora de utilizar en estudio y sobretodo en directos, el contexto en el que Ableton gana:  utilizar backing tracks, los diversos módulos de la DAW, los efectos (basico pero muy funcional) y el almacenamiento del rack es un verdadero placer. También permite el uso de VST y AU externos.

La GUI (Graphic User Interface – Interfaz Gráfica) de Live es pulida, minimalista y esencial. Una herramienta a disposición precisa, aunque ligeramente limitada. Escoger el mejor corte de 5 tomas de una grabación de batería de 12 pistas puede ser un auténtico infierno con Ableton – y en este caso recomendamos usar otros programas como Cubase, Pro Tools o Logic.


#7 Presonus Studio One

Presonus Studio One

Studio One es una DAW muy joven , y como tal, goza de una ventaja sustancial: el código es fresco, joven, a la vanguardia, y libre de años y años de cambios. Los desarrolladores han tratado de unir en un único programa todos los aspectos positivos de cualquier DAW existente hasta el momento, y a veces, mejorándola.

Studio One es una mezcla de opciones utilísimas, edición compleja y simplicidad de uso. Pese a la joven edad del software, no hay que subestimar al equipo Presonus: compuesto por antiguos trabajadores de Cubase.

Gracias al uso del drag and drop, el workflow se ha simplificado al extremo. La filosofía una “única ventana”, por ejemplo, permite tener todo siempre bajo control. Las canciones se organizan en “proyectos” para poder acabarlos y masterizarlos. La función Scratch Pad permite experimentar con arreglos alternativos sin destruir la canción original y, gracias a la integración con Celemony Melodyne (conocido plug-in para edición de entonaciones y tonalidad, rival del AutoTune), el software es muy completo. Presonus viene dotado de muchos efectos e instrumentos de base.

Studio One se adapta a principiantes, pero no precisamente por su sencillez. Todavía, no es un software limitado o “castrado”: gracias al inteligente desarrollo del software, el programa es escalable y se puede utilizar incluso teniendo unas habilidades profesionales muy desarrolladas – una relación calidad/precio envidiable.

 

En nuestra Thomann Download Store puedes adquirir y descargar instantáneamente la licencia que desees sin tiempo de espera. Clic aquí para más info. 

 


¿Con cuál trabajas tú y por qué?

¡Los comentarios son bienvenidos! ✍

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

21 comentarios

    Trabajo con Fruity Loops desde los 16 (media vida) y con la versión 3.5. Y al final uno se acostumbra y se conoce todos los recovecos del software. Cuesta cambiar a uno nuevo.
    Os dejo su historia en forma de imagen
    https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/564x/3c/d0/ab/3cd0ab999a30fe7ff7c6c5081eeef123.jpg

    Totalmente cierto, es muy complicado empezar de cero con otro software después de exprimir al máximo y conocer al dedillo lo que llevas usando años…

    Muy buena lista, tb incluiría el reaper, ligero y eficaz como pocos.

    Si, Reaper es uno de los claros ganadores sin ni siquiera estar en la lista. 🙂

    Con garage band. Si me mandaras tu opinión te lo agradecería mucho. Un saludo

    Pues pese a que la mayoría de usuarios de DAW profesionales se me tirarán encima, soy un acérrimo usuario de Garageband. Tiene muchas limitaciones a la hora de compararlo con otros DAW, pero si tus conocimientos en materia de grabación son prácticamente nulos es un programa ideal para iniciarse en este mundo. Es ultra-intuitivo, permite la instalación de plugins de terceros, VST, AU, además de simuladores de amplificadores e instrumentos incluidos. Para mi es ideal para hacer demos de calidad, con unos conocimientos muy básicos o nulos, y poder ir dando palos de ciego sin frustrarse en exceso.

    Cubase sin lugar a dudas. Lo llevo usando desde la versión de Atari. Es más, empecé con la versión previa de Steinberg que se llamaba PRO 24. También tengo la versión 5 de Reason que la compramos de oferta, pero básicamente sólo la utilizo por sus sonidos que disparo desde Cubase vía Rewire.

    Yo uso el adobe audition casi 20 años. Como el chico del fruity. Al final lo conoces tan bien que da pereza cambiar. Y mas cuando no necesitas el midi para tus proyectos

    Sé de lo que hablas… yo también estoy anquilosado con un programa por los años de experiencia y la pereza de empezar de cero… ¡Sin remordimientos oiga! 🙂

    Octamed en un Commodore Amiga 500

    Oh Dios, menuda reliquia. ¡Vaya joya!

    ProTools Rewired con Ableton…. Pero esperen un poco al Bitwig, promete…

    No conocía Bitwig, pero parece interesante 🙂

    He usado poco Cubase, me gustó mucho Pro Tools pero mi favorito es Logic, potente, muy completo y fácil de usar.

    Reaper es el mejor DAW del mundo actualmente… no hay duda de eso… y he pasado a lo largo de mi vida por casi todos los mencionados…

    No hay mejor DAW más que tu mismo y tus conocimiento en la cancha no se mido tus herramientas se mide tu inteligencia

    Esta claro que lo importante es adaptarse a los medios que cada uno tenga y exprimirlos, pero hay cosas que cambian por completo el juego

    Yo creo que esta mal llamar DAW a todos, habría que hacer categorias ya que cada uno tiene un concepto diferente. En mi caso ableton me parece genial para producir una cancion, rapito y flexible a la hora de usar sintetizadores, bases rítmicas y loops. GENIAL PARA VIVOS!. Pero si tengo que grabar pistas y editarlas bien en detalle y luego mezclar uso cubase que es más para eso. O sea DAW es una palabra, y no creo que generalice a todos estos softwares, es como decir vehiculos a una moto ,un auto ,un camión, cada uno esta hecho para cosas diferentes. Mi opinión ja.

Deja una respuesta