Stompenberg FX

Stompenberg FX

La idea

Stompenberg. Tiene nombre de marca sueca o de malo de una peli de James Bond, pero no, en realidad es un mejunje entre “stomp boxes” y “Heisenberg”. Una app para Thomann que permite a cualquier músico probar en tiempo real diferentes pedales de efectos con su propio equipo, desde la comodidad de su casa. A continuación os explicamos mejor el concepto, desarrollo e implementación de esta novedosa app…   💥🎶


Creciendo

Planeando 

Los pedales seleccionados viajan hasta el laboratorio socio de Thomann en Erlangen, Alemania donde nuestros hombres de blanco darán uso a su licencia para soldar y realizarán algunas operaciones y transformaciones.

Primero se desprende el pedal de la carcasa, botones e interruptores. Se identifica la naturaleza de cada elemento y se sustituye por versiones digitales.

Por razones de blindaje se vuelve a colocar la carcasa original.  El pedal vuelve a la normalidad excepto por los agujeros libres que quedan.

La construcción

Este pequeño Frankenstein se acaba montando sobre un rack, que almacena la alimentación pero también un mini-ordenador especialmente desarrollado para este proposito, por pedal.

Se conecta entonces al ordenador, cable de audio al pedal, y ya está todo ajustado y equilibrado.


Conexión a la tienda

El cable de guitarra más largo del mundo…

… está disponible en Thomann, pero no en Stompenberg. Dejamos el soldador de lado y lo sustituímos por el ordenador y el teclado en Treppendorf. Ahí es donde nuestros desarrolladores y diseñadores le dan vueltas al aspecto final de la interfaz y los pedales para que puedan ser utilizados desde cualquier parte del mundo.  Desde el logo hasta cada uno de los botones que aparecen, todo sale de las manos del equipo Thomann.

Cuando ajustas un botón virtualmente desde casa, hay un botón digital  que  se ajusta en el pedal via la interface, mientras que el sonido entra y sale exactamente a través del pedal. Hay 3 modos y muchos trucos por descubrir.


La Interfaz

El dispositivo de efecto

El diseño y el desarrollo fluyen de la mano, prestando atención a cada detalle: se puede interactuar con todos los botones e interruptores. Una replica exacta al pedal real, que puede ser usado exactamente desde la misma manera.

Los 3 modos: PLAY, REC & LIVE

PLAY: Se trata de lanzar samples pre-grabados a través de los pedales y operar los controles con ambas manos (en caso de que uses pantalla táctil) mientras el loop suena sin cesar a través del pedal de efecto.

REC: Si quieres ir más allá puedes grabar tus propios riffs y loopearlos a través del pedal, a tu gusto.

LIVE: En este modo puedes tocar en vivo y obtener el resultado directamente desde los laboratorios de Thomann. Por lo tanto puedes probar el pedal en directo desde tu dormitorio, con muy poca latencia.

Puede que te encuentres en alguna ocasión el pedal ocupado y tengas que hacer cola, pero por lo menos no tienes que aguantar al energúmeno de delante destrozando el Stairway To Heaven 😉

¿Y el resto de equipo?

Si quieres saber exactamente como sonará el efecto con tu propio ampli necesitarás un reamping box. Pero en según que circunstancias la linea de salida de la interfaz hace ese truco también, simplemente con el volumen bajado.

Tocas tu propia guitarra

a través de un pedal de verdad (qué está en algún lugar de la mano de Dios)

a través de tu ampli

a través de tus monitores

al volumen que quieras

y puedes trastear todos los controles como quieras.

… y hazte una idea de como suena este pedal, si será tu próximo juguete o no. Ya no hace falta que vengas hasta Treppendorf, ni el engorro de recibir un pedal que no te gusta y tener que devolverlo, etc.


El Futuro

La conversión ya está en marcha y mientras Stompenberg arranca, nuestros compañeros en Erlangen están trabajando en más y más pedales para hacerlos virtualmente accesibles. Queda mucho por crecer, la demanda determina los pedales que se sumen a la colección. La sonrisa de un guitarrista satisfecho es lo que realmente nos motiva.

Tu equipo Thomann R&D


¡Prueba Stompenberg ya!

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

2 comentarios

    La idea es brutal aunque eso del doble de la velocidad de la luz…

    Lios de la traducción, corregido 🙂

Deja un comentario