7 consejos para cuidar tu instrumento de viento metal

7 consejos para cuidar tu instrumento de viento metal

Un instrumento de metal necesita cuidado continuo – inmediatamente después de tocar y de vez en cuando hay que aplicarle una limpieza completa. A largo plazo se suelen acumular residuos que pueden dañar el instrumento, lo que deriva en que las varas y los pistones ya no funcionen con tanta soltura como antes. Pero no sólo afecta a la hora de tocar, estos residuos son simplemente anti higiénicos o incluso pueden llegar a ser peligrosos para la salud. Al menos, la suciedad realmente desagradable – incluso el olor – siempre se acumula donde puede ser vista.

💋#KissMyBrass🎺


1. Cuidados trimestrales

Una buena regla de oro para mantener cuidado nuestro instrumento puede ser hacer una limpieza completa cada tres meses, lo que implica desarmar completamente el instrumento en sus diferentes partes individuales y ponerlos en una barreño de plástico con agua tibia (!) ¡Ni se te ocurra usar agua caliente! Las piezas se deben empapar en detergente y limpiarse con cepillos adecuados para este tipo de instrumento, como el set de limpieza Reka para tuba y sousáfono, que también están disponibles para otros tipos de instrumentos de viento metal.


2. Partes que necesitan aceites y lubricantes

Una vez que todo se ha secado completamente, ya estamos listos para volver a armar las piezas. Todas las partes relevantes se tienen que lubricar primero una vez recién secadas. Está claro que el metal toca metal en cualquier parte móvil, por consiguiente, los tubos, etc. no se deben insertar unos con otros sin primero haberlos lubricado adecuadamente, ya que esto podría provocar que se atasquen. Finalmente, lubricaremos los pistones y las varas. Un producto de eficacia probada es el aceite especial para pistones de La Tromba.


3.Limpieza de la superficie

Hay otros procedimientos de cuidado que son indispensables: inmediatamente después de tocar, deberíamos limpiar la superficie del instrumento con un paño suave y eliminar así todos los residuos. Esto incluye el sudor de las manos, polvo y saliva. Para asegurarnos de que el instrumento quede brillante puedes usar un producto de gran calidad y de eficacia probada como es el paño de limpieza de Thomann. Para instrumentos plateados, lo ideal es usar un paño de algodón como el paño de limpieza para plata de Thomann. Incluso si es necesario, lo puedes usar para sacarle brillo a la cubertería de plata de la abuela. Volviendo al asunto: Las superficies de instrumentos plateados se deben limpiar sin dañarlos. Puedes conseguir resultados razonables con el pulimento para plata de Hagerty.


 4.Mantén la boquilla meticulosamente limpia

Obviamente, el lugar dónde se ejerce más contacto directo con el instrumento es la boquilla. Por lo que es de especial importancia mantenerla meticulosamente limpia. No se trata sólo de una cuestión de longevidad y apariencia, sino también de higiene. Algunos residuos y olores son particularmente difíciles de eliminar. Algo que consigue acabar con ellos es el aerosol de limpieza para boquillas de Thomann. Este aerosol de fácil uso proporciona un aroma fresco y asegura una buena limpieza. ¡Simplemente hay que aplicarlo, restregar un poquito y listo!


5.Caso especial: las varas de los trombones

En el caso de los trombones, la vara es la parte más usada y por tanto necesita mantenerse especialmente limpia. El lubricante Slide-O-Mix Set es usado por orquestas profesionales de todo el mundo. La emulsión se adhiere muy bien. Se trata de una solución de dos componentes. El lubricante todo en uno Slide-O-Mix Rapid Comfort es incluso más práctico, ya que se trata de una solución todo en uno bastante fiable que aplica una buena lubricación en la vara del trombón. Este tipo de producto es especialmente útil para principiantes.


6.Tratamiento separado de las varas

Un producto de limpieza especial para varas es la grasa para varas y corchos de La Tromba. Está diseñado para varas e instrumentos de madera, por lo que tened cuidado de no lubricar vuestros instrumentos de viento metal en los lugares equivocados…


7.Drenaje, transporte y almacenaje

La primera regla después de tocar, por cierto, es que deberías drenar la condensación y la saliva del instrumento, usando la «válvula de saliva» (también conocida como la «llave de agua«), para después secarla bien y dejar que la humedad restante se seque completamente. Después de tocar, los estuches o bolsas de transporte son adecuados sólo para almacenar el instrumento durante el viaje de vuelta. En casa – o donde sea – sacad el instrumento para que la humedad restante se pueda evaporar. Esto sería difícilmente posible si mantenemos el instrumento dentro del estuche o de la bolsa. Para trompetas, os sugerimos la bolsa de transporte para trompetas de Thomann, fabricada en Cordura de alta calidad.


Asesoramiento

Si aún tienes dudas o te gustaría recibir asesoramiento, ¡estamos encantados de ayudar! Puedes escribirnos a spain@thomann.de o llamarnos por teléfono al +49 9546 9223 644

👉 Link a todos los instrumentos de metal de la web

Del 24 al 30 Abril de 2019 celebramos nuestros días especiales de instrumentos de viento/metal #KissMyBrass. Tanto en nuestra página de Facebook como en Instagram o aquí, en nuestro t.blog encontrarás ofertas exclusivas, artículos útiles y todo tipo de contenido interesante.

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

Deja un comentario