Yamaha SLG200NW NA

51

Guitarra acústica silenciosa con cuerdas de nylon

  • Cuerpo de caoba (Khaya ivorensis)
  • Mástil de caoba (Khaya ivorensis)
  • Estructura de arce / palisandro (Dalbergia latifolia)
  • Diapasón y puente de ébano
  • 19 trastes
  • Escala de 650mm
  • Ancho de la cejilla: 52mm
  • Espaciado entre cuerdas: 11,5mm
  • Pastilla SRT piezo
  • Sistema de preamplificación para modelado de micrófonos SRT (Neumann U67)
  • Controles: Potencia, Volumen master, Volumen de entrada auxiliar, Graves, Agudos, Afinador y Efectos de control de Mezcla y 'Smooth' (reverb 1, reverb 2, chorus)
  • Peso: 2,1kg
  • Acabado: Natural satinado
  • Incluye funda blanda, auriculares in-ear y 2 pilas AA
Disponible desde Febrero 2017
número de artículo 408646
Precio por 1 Unidad(es)
Color Natural
Tapa Ninguna
Cuerpo y Aros Ninguna
Mástil Ébano
Ancho de la cejuela en mm 52,00 mm
Escala 650 mm
Cutaway
Pastilla
Maleta o bolsa
795 €
Sin gastos de envío e incluyendo IVA.
En stock
En stock

Este producto está en stock y puede ser enviado inmediatamente

Información sobre envíos
Previsión de envío el Jueves, 1.12.
1

51 Valoraciones de los clientes

41 Reseñas

JG
Una excelente guitarra para practicar en sllencio
Javier Guitarrista 16.12.2018
Esta versión es la más parecida a una guitarra clásica de entre los modelos de guitarra "silent" de Yamaha. El mástil tiene el mismo ancho y el resto de medidas son también similares.

La sensación al cogerla es la misma que da una guitarra estándar o quizá una electroacústica de caja con poco fondo. La forma de apoyar el brazo derecho o de ponerse sobre las cuerdas con la mano derecha es muy intuitiva. Con la mano izquierda, por la forma en que está hecha la guitarra, la experiencia es la misma que con una guitarra clásica estándar. También el apoyo inferior es cómodo. No da la sensación de ser una guitarra con muchos espacios vacíos.

Aunque para mí lo importante es el sonido del instrumento y su tacto al tocar, hay que decir que estéticamente la guitarra es preciosa. Los materiales son de primera calidad y su tacto es excelente. También lo son los ajustes. Se puede empezar a tocar tal como sale de su funda.

Trae todo lo necesario para empezar de inmediato incluyendo una funda compacta y bien acolchada e incluso unos pequeños cascos.

El sonido tanto con cascos como enchufada a un amplificador es muy bueno. En mi caso noto un poco de ruido al usarla con amplificador, pero no es excesivo y seguramente viene del entorno en el que toco. Con cascos no tiene ruido apreciable.

Las posibilidades de regulación y ecualización son excelentes. Tienes control de agudos y graves que da mucho juego. La "emulación" de sonido captado con micrófono es excepcional y al permitir mezclar el sonido directo con la emulación, no creo que haya nadie que no encuentre un punto intermedio adecuado a sus preferencias.

El afinador es cromático y funciona bien. Es preciso e intuitivo. Silencia la guitarra tanto si estás sacando el sonido por unos cascos como si usas un amplificador, lo que me parece adecuado.

La entrada auxiliar da también mucho juego; puedes conectar un teléfono o similar como reproductor y tocar acompañando cualquier tema. También puedes buscarte una app de metrónomo o percusión y tocar con ella. Al tener su propio control de volumen, tienes todo el control en la guitarra.

Por último, incorpora tres efectos que suenan muy bien. Dos reverb, uno más de sala pequeña y otro más de iglesia, que se pueden regular. Por último un chorus que también da mucho juego. En definitiva, tres opciones para colorear un buen sonido que se pueden usar sin necesidad de un amplificador externo.

Su ventaja es quizá también su pequeño inconveniente. Es una guitarra silenciosa y si quieres escucharla tendrás que usar unos cascos o un amplificador. En este segundo caso, para sitios pequeños yo la uso con el Yamaha THR5A. Algunas de sus posibilidades se solapan con las que ofrece la guitarra, pero aporta muchas más opciones de jugar con el sonido en un peso de dos kilos y con la posibilidad de usar pilas o baterías recargables (8 AA). Unido a una aplicación para Android que se puede encontrar en Google Play, permite gestionar muy bien el amplificador incluso sin usar un PC/Mac. Si la vas a usar con este amplificador, procura no usar ningún efecto de la guitarra. Es más fácil gestionarlos desde el amplificador y suena mejor no solapar efectos en los dos.

En conjunto es una guitarra excelente y que da mucho juego para tocar con cascos o para tocar amplificada. Aunque es difícil que no te guste por todo lo bueno, sí tiene algunas cosillas que podrían mejorar. Si vas a tocar de pie, tiene cómo fijar una bandolera estándar y queda bien sujeta, aunque el anclaje junto al mástil hace que tienda a caerse del lado del mástil. No es demasiado incómodo, pero no queda en equilibrio si sueltas la mano izquierda.

Como ya he mencionado, posiblemente no esté bien blindada por dentro y en mi caso coge un poco de ruido de fondo al enchufarla a un amplificador. No es excesivo, pero es más apreciable que en otra electroacústica que tengo en condiciones similares.

Por último, el golpeador que lleva bajo las cuerdas tiene en mi opinión un tacto bastante desagradable. Cuando lo rozas con las uñas no da una buena sensación y al ser rugoso hace algo de ruido. No es algo que llegue a los casos o el amplificador, pero el tacto podría ser mejor y los que estén cerca si usas cascos lo oirán. Supongo que se puede solucionar recortando y pegando encima un golpeador tipo pegatina. Yo no lo noto cuando toco con púa, pero si se nota al tocar con la mano.

Otro buen detalle es que la electrónica usa dos pilas AA, que para mi gusto es mejor opción que una pila de 9V. También permite usar baterías recargables, que es lo que hago yo.

El encendido y apagado de la electrónica es sencillo y tiene el buen detalle de encenderse cuando conectas un jack a la salida de amplificador y de apagarse cuando lo desconectas. Un rato de inactividad también la apagan para no gastar las pilas por un descuido.

Estoy muy contento con esta guitarra. Ahora que la tengo toco mucho más que antes y con cascos es como tocar con el instrumento que suena de verdad, pero sin molestar. Las posibilidades de jugar con el sonido son más que suficientes para practicar y la entrada auxiliar permite tocar con un reproductor o un metrónomo. El tamaño y peso en su funda son muy contenidos. Creo que no se puede pedir mucho más para practicar y llevarla de acá para allá. Como guitarra para tocar amplificada creo que también da la talla. Tengo que ver si el ruido es un problema, aunque creo que no lo será. Muy recomendable si te puedes permitir lo que cuesta. No es una guitarra de iniciación; más bien para alguien que tenga ya un recorrido. Tendrás un buen instrumento extraordinariamente versátil para muchos años.

Si no buscas una clásica tradicional, Yamaha tiene otros modelos con cuerdas de nylon o de acero también.
Características
Sonido
Fabricación
3
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

K
Silent con Cejuela de 52 mm
Karmelo 09.12.2019
En su conjunto es una guitarra excelente y está altamente recomendada para estudiantes de guitarra de conservatorio que están acostumbrados a un ancho de diapasón, (distancia entre cuerdas, curvatura , cejuela y silleta), de morfología Clásica pura. Si no quieres encontrar una leve diferencia de 1.5mm en los bordones con respecto a la distancia entre cuerdas, (ya que Yamaha centra demasiado el cordal), recomiendo cambiar la cejuela por una de tu vieja guitarra de 52mm.
Con respecto al sonido creo que está suficientemente comentado. Para mí, lo mejor de la silent es que por fin , ( a parte de a capela), puedes tocar a un volumen bajo, utilizando un amplificador o sistema de grabación, Daw, etc, que no quede solapado por el sonido de la caja de resonancia propia de la guitarra en acústico pudiendo apreciar el sonido con efectos a un volumen relativamente bajo, Si quieres tocar y no molestar, amplificado o a capela esta es tu guitarra.
Como contra, en mi caso particular, es que me gusta la acción baja al tocar y el ajuste de fábrica era demasiado alto para mi, con lo cual tuve que ajustar la curvatura del mástil apretándolo un poco, (demasiado cóncavo), y limar cejuela y silleta para conseguir la aproximación entre diapasón y cuerdas de 3 mm en el traste 12, y aún así sigue siendo un poco alta. También es de mención que los de Yamaha no se han preocupado en demasía por la alimentación del previo suministrado ya que o sufre una derivación, (el que me tocado de serie), o todos consumen la baterías, ( 2 AA), en pocas horas, las devora. Como goal para Yamaha el diseño del compartimento para las pilas con extracción rápida en forma de cartucho, es una genialidad que no había visto nunca antes. En definitiva una gran guitarra a un justo precio.
Características
Sonido
Fabricación
0
1
Reportar evaluación

Reportar evaluación

A
Instrumento Profesional
Acroce 09.03.2020
Uso la guitarra para tocar Jazz, Pop e incluso Rock.
En principio soy guitarrista clásico y por eso buscaba una guitarra con el mismo tacto de la guitarra de concierto clásica pero con la posibilidad de conectarla y no tener feedbacks.
El sonido es increíble, lo único que podría decir en contra es que cuando se desarma y se mete en el estuche, queda asimétrica y obviamente la distribución del peso no es estable, lo que causa que no la puedas apoyar en un muro verticalmente por que cae de lado.
La recomiendo para todo tipo de música, con unos buenos pedales imita incluso a una guitarra eléctrica.
Características
Sonido
Fabricación
0
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

google translate gb
Lamentablemente hubo un error. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.
R
Good instrument with classical feel
RiccardoGi 19.04.2020
I bought this guitar mainly to practice while living in a shared flat with other people in order to not bother everyone. (I have a Conservatory degree in classical guitar)
The instrument must not be confused for an electrified "classical" guitar. Although the diapason and dimensions of the fretboard are from standard classical models, the sound is compressed and relatively heavy on the low frequencies. You will not experience the same dynamic range and richness of sound and colors that you have from a custom made classical guitar.
Having said that, it is a great instrument to practice in near silence or experiment with pop / jazzy styles. The tuning is stable and the neck is perfectly set up as for all cheap Yamaha classicals. Everything from neck, fretboard and hardware seems to be inherited from the cheap classical range.
The sound is fairly malleable thanks to the variable blend between microphone and saddle pickup, choosing the right settings it really mimics the one of a classical guitar (recorded).
Of course, it is very light and compact, you will have to remove one of the two sides to put it in the gig bag, which is very very handy and small
Recommend
Características
Sonido
Fabricación
6
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación