• Lista de deseos
  • Ejija tienda Select Store
    Todos los países All Countries
  • 0

Los grandes consejeros Online de Thomann: Configuraciones de Guitarra

4. Configuración para Metal

Aunque el Metal de hoy es una amplia categoría que abarca muchos estilos diferenciados como Hard , Heavy, Speed, New Metal etc, nuestra perspectiva en este apartado cubren todo el rango, ya que los requisitos básicos son los mismos -¡Caña y caña!

Naturalmente que no existe el único y verdadero Metal-Sound, pero un par de pautas concretas sí que podemos agrupar.
Un medio de estilo ha sido y es la distorsión, y para ello se buscan sobre todo amplificadores que la puedan proporcionar en buena medida. Al contrario que en Blues, donde en primera línea se usa la saturación en etapa, aquí también se emplean saturaciones bastante más crudas de previo.
Pero con todo ello la etapa no puede ir justa, porque en estos estilos los bajistas y los baterías también se emplean lo suyo. Por tanto hace falta volumen, aunque seguro que es un poco exagerado el tener, como muchos guitarristas hacen (más bien como efecto impactante del Show), un muro de amplificadores amenazando al público.

Guitarras:

Cuando se comenzó a desarrollar el Hard Rock viniendo del duro Bluesrock de finales de los setenta a principios de los setenta (que después originó los términos Heavy Rock y Heavy Metal porque el sonido se fue volviendo cada vez más duro/metalero), eran sobre todo guitarras Humbucker como Les Paul y SG, la mayoría en combinación con torres Marshall, las que generaban el sonido deseado y que puedes escuchar con Jimmy Page / Led Zeppelin, Toni Iommi/Black Sabbath, Mick Box/Uriah Heep.

Si se empleaban guitarras Single-Coil, se usaban por norma general Treble Boosters o distorsiones capaces de excitar consecuentemente los amplificadores todavía sin control Master de entonces. Ritchie Blackmore/Deep Purple utilizaba para fines oscuros su eco de cinta a válvulas con su Marshall de 200 vatios pasado de vueltas en su salida. Los guitarristas de antes sencillamente eran muy ocurrentes en comparación con hoy en día donde para cada problemilla encontramos un a solución específica en el mercado. Precisamente los fans de la onda más dura acostumbran a cambiar las pastillas por modelos con mayor potencia de salida. Encontraréis más información acerca de esto en nuestra guía online dedicada a las pastillas.

Metal Guitar

La combinación Strat + torre o Les Paul + torre cubrió holgadamente la década de los setenta, aunque naturalmente existían otras variantes: Por ejemplo Michael Schenker tocaba siempre con su Flying V, al igual que Bruder Rudolf, un modelo que por cierto resulto un fracaso total para la firma Gibson a finales de los 50s.
Eddie Van Halen trajo bastante revuelo a finales de los 70s en el panorama de la guitarra. Su guitarra de estilo Strato con Humbucker en puente está presente hasta nuestros días, y en combinación con Single-Coils en cuello y media supone un milagro en flexibilidad. Se puede decir lo mismo para la variante utilizada por ejemplo por Steve Vai con Humbuckers en puente a cuello y Single Coil media. En cualquier caso fue con Eddie Van Halen cuando el sistema Floyd Rose-Vibrato (y todas las licencias de variantes de FR) se hizo popular. A los que está por efectos intensos Whammy como dive-bombs o relinchos de caballo, con un Vibrato que no afecte a la afinación (o solo relativamente) les irá de maravilla.

Pero también las Les Pauls recuperaron el espacio que en los 80s les arrebataron las Fender, e incluso las SGs (que en los 80s y 90s solo llevaba Angus de AC/DC), son muy habituales hoy en días. Sin embargo una Superstrat equipada con un Floyd Rose, se convirtió en el arma preferida de los vendedores del estilo Metal, y un gran número de nuevos fabricantes de guitarra apareció como de la nada para reclamar el territorio que Gibson y Fender habían identificado tan lentamente. Los grandes nombres son Charvel/Jackson, ESP y por supuesto BC Rich. Los diseños de esta última son, posiblemente, las guitarras de Metal más emblemáticas, con formas más groseras e incluso los nombres más rudos. Ibanez se ocupó de las necesidades del intérprete del Metal más sofisticado, con la que muchos virtuosos se han identificado, como Steve Vai y Joe Satriani.

Las guitarras Paul Reed combinan lo mejor de las tradiciones de Gibson y Fender, con guitarras que han establecido nuevos estándares en la calidad de construcción, la versatilidad y la variedad de sonidos. Aunque no son baratas y están originalmente destinadas a un tipo muy diferente de guitarrista, las guitarras PRS son muy populares entre los intérpretes estadounidenses del Nu-Metal.

Amps:

Este es un estilo donde los combos no suelen dar el peso suficiente para competir. Un intérprete de Metal debe mantenerse firme frente a voces atronadoras y baterías que golpeen constantemente y que a menudo incluyen grandes platos crash y un pedal de doble bombo. El público del Metal espera encontrarse con un muro de sonido que se pueda sentir y oír, a tal fin un cabezal de 100W con dos cabinas de 4 x 12" se ha convertido en la norma, incluso para los locales relativamente pequeños.

La venerable columna de Marshall sigue siendo una opción popular, pero otras compañías se han dirigido específicamente a la escena del metal. La más importante de ellas es, sin duda, Mesa-Boogie, cuyos cabezales a válvulas Dual Rectifier tienen un sonido que, aunque firmemente está en la tradición Marshall, es un poco más procesado, resultando también más agresivo y a la vez más claro con una distorsión pesada con menos fuzz en la superficie. Éste es el sonido dominante de Nu-Metal.

Pero también firmas como Peavey, Soldano, Hughes & Kettner y Engl construyen excelentes amplificadores y todo tipo de Modeling Amps tienen también los modelos adecuados para el sonido duro a bordo. Normalmente estos amplificadores suelen tener hoy en día dos o más canales, de manera que ofrecen las variantes de Clean, rítmico y Lead con solo pulsar un botón.

Efectos:

A pesar de tener el sonido básico correcto que cubrirá la mayor parte del terreno en el Heavy Metal, algunos efectos se asocian específicamente con el estilo, y se emplean a menudo para los solos y las secciones instrumentales. El flanger y el phasing son especialmente eficaces cuando se usan en sonidos limpios para intros y estribillos -sin algunos efectos, el contraste entre sonidos limpios y totalmente distorsionados puede ser demasiado extremo.

Los efectos de octavación también se asocian generalmente con el Heavy Metal. Se trata de un cambio de tono que produce el efecto al tocar en octavas de una sola nota o acorde. Cuando se combina con la distorsión, el efecto es grande y grueso. El pitch shifting (desplazamiento de tono) en general, también se puede utilizar para permitir a un intérprete replicar el sonido de doble lead de Thin Lizzy o Iron Maiden, particularmente los más sofisticados e inteligentes pitch shifters, los cuales pueden variar el intervalo que producen, para dar armonías diatónicas de un modo específico o en una sola clave.

Cuando se utiliza una gran distorsión, la colocación de efectos es particularmente crítica. Ciertos efectos suenan horribles cuando se colocan antes de la distorsión chorus o flanger, por ejemplo- y por lo tanto, deben ser colocados después del pedal de distorsión, o en un bucle de efectos. Cualquier efecto de pitch shifting, incluyendo el de octavas, se debe colocar antes de la distorsión, de lo contrario los propios armónicos distorsionados se desplazarán con resultados que sonarán más bien extraños.

Metal-Setup
Tu persona de contacto
Tel: +49-9546-9223-20
Fax: +49-9546-9223-24
¡Recibe nuestro catálogo Hot Deals gratuitamente!

Más de 7.900.000 músicos leen los Hot Deals de Thomann. ¡Obtén ahora tu copia gratuita con más de 500 ofertas actuales!

Hot Deals
Un fan de Thomann
Servicio excelente , muchas gracias.
xxxhovisa95@xxxmail.com, 10.08.2016

información general de Configuraciones de Guitarra

(14)
(1)
(4)
(1)
(2)
Feedback

¿Ha encontrado algún error, o desea comunicarnos algo referente a esta página?

Nos alegramos de su Feedback y resolveremos para usted lo más rápidamente posible cualquier problema.

cancelar