• Lista de deseos
  • Ejija tienda Select Store
    Todos los países All Countries
  • 0

Los grandes consejeros Online de Thomann: Altavoces para Monitorización

7. Diseño de Cabina y Conceptos

A primera vista, la mayoría de los altavoces para monitorización pueden parecer muy similares en diseño, sólo diferenciándose ‘cosméticamente’ en vez de por su tamaño. Por supuesto, en realidad, hay muchas diferencias entre los modelos, y debes familiarizarte con las características y especificaciones clave, antes de decidir qué altavoces son perfectos para ti.

Bafle Infinito o Réflex

Hay dos tipos principales de diseño de monitores de estudio –‘bafle infinito’ y ‘réflex’. El diseño de bafle infinito tiene una caja cerrada, mientras que el réflex tiene una cavidad abierta, por lo general, en la parte posterior, y existen pros y contras en ambos diseños.

Los diseños de bafles infinitos sellados, albergan sus drivers en un ambiente controlado -el aire dentro de la caja tiene que ser comprimido o ampliado para que los drives se muevan. Esto ayuda a crear una respuesta de fase suave, y como tal, valorada por muchos ingenieros. Sus inconvenientes se pondrán de manifiesto, en particular, con las frecuencias bajas, ya que el driver de baja frecuencia o ‘woofer’ tiene que trabajar duro contra la alta resistencia del aire dentro de la cabina, y, como tal, este tipo de altavoz tiende a sufrir una respuesta de graves limitada. Un ejemplo de esto, son los omnipresentes (pero ahora descontinuados) Yamaha NS10M.

Yamaha NS-10M
Monitores con bafle infinito Yamaha NS-10M

Las cajas réflex más comunes, hacen uso de sus características semi-abiertas, permitiendo un mayor flujo de aire dentro y fuera de la cabina, que a su vez permite que el woofer se mueva más libremente. La mayoría de los fabricantes también ‘ajustan’ la longitud y el diámetro del puerto y las dimensiones interiores de la cabina, para aumentar las frecuencias más bajas. El objetivo final de un altavoz para monitorización, es proporcionar una respuesta plana y exacta de su señal de entrada, de modo que una respuesta de graves excesiva debida a un diseño incorrecto o mala colocación de los puertos, es menos que ideal –es todo un reto establecer ese delicado equilibrio.

Pasivos, Amplificados o Activos

Éste es un tema importante a entender y es un área a menudo rodeada de confusión. El monitor de tipo pasivo era el único disponible en el mercado durante muchos años -requiere el uso de un amplificador externo para incrementar la señal de audio hasta un nivel suficiente como para alimentar los conos de los altavoces o ‘drivers’. Antes de alcanzar los drivers, la señal de audio se hace pasar a través de un filtro crossover pasivo, dividiéndola y enviando las frecuencias más bajas al ‘woofer’ y las frecuencias más altas al ‘tweeter’. La frecuencia en la que se divide la señal se llama el punto ‘crossover’, que en un sistema de 2 vías (del que hablaremos más adelante) está típicamente en algún lugar alrededor de 2 kHz.

Se debe tener especial cuidado al emparejar un amplificador a unos monitores pasivos -la mayoría de las personas son conscientes de que pueden dañar sus monitores con un amplificador que sea demasiado potente, pero, de hecho, un amplificador que tiene poca potencia puede ser más peligroso. Esto se debe a que un amplificador de baja potencia, puede fácilmente salirse fuera de headroom cuando llegue un pico en la señal repentino, y los drivers son más susceptibles de ser fulminados por este tipo de distorsión a un nivel relativamente modesto, que por un volumen superior con una señal limpia. De la misma forma que los neumáticos de un coche no están cubiertos por la garantía si tienes un pinchazo, los altavoces no están cubiertos por la garantía si los revientas -¡así que ten mucho cuidado! En general, debes apuntar a un amplificador cuya potencia nominal RMS por canal coincida o supere ligeramente la potencia de ‘programa’ del altavoz, con la impedancia nominal del altavoz. Esto supone que el fabricante utilizará parámetros sensibles para medir la potencia de programa, por lo que en caso de duda, utiliza la calificación RMS del altavoz y ve un poco más allá con la potencia del amplificador. Puedes encontrar más información acerca de estas especificaciones en la sección de terminología de esta guía.

Passiv/Activ
Monitor pasivo ‘Adam ANF10’ y monitor activo ‘Adam A7’

Los tipos de altavoces ‘activos’ y ‘amplificados’, a menudo se confunden con los demás. Un monitor amplificado se describe mejor como un monitor pasivo con un amplificador y el circuito de filtro crossover pasivo, descrito anteriormente, incorporado en su interior. Las principales ventajas sobre un sistema pasivo son las de una configuración más simple, mejor correlación de amplificador-altavoz (en un altavoz bien diseñado), y distancias de cable de altavoz más cortas.

El monitor activo es cada vez más y más popular en los estudios, y se diferencia de los monitores activos y pasivos de dos modos -en primer lugar, el crossover contiene circuitos activos que típicamente operan a nivel de línea y permiten un control más fácil y más preciso de la señal. En segundo lugar, las señales separadas son enviadas a múltiples amplificadores, cuya salida se envía a continuación a los drivers pertinentes. Esta separación de los sistemas dentro de un único recinto, permite una mejor y más eficiente correlación con el amplificador, y un control más preciso e independiente sobre la división de la señal.

¿Cuántas Vías?

En términos generales, los monitores tienen dos o tres drivers para que puedan manejar el espectro de frecuencias. Los sistemas de ‘3 vías’ incluyen un woofer, un altavoz de medios y un tweeter, para manejar los graves, medios y agudos, respectivamente, mientras que los sistemas de ‘2 vías’ dejan que el woofer se encargue del rango bajo y medio. En la mayoría de los casos, un diseño de 3 vías supera a un sistema de 2 vías similar, sin embargo, esto no es siempre el caso -el coste adicional asociado a la producción de crossovers de 3 vías y amplificadores adicionales, puede forzar a los fabricantes a escatimar en otros componentes -¡confía en tus oídos! A veces te encontrarás con diseños de 2 vías que tienen dos drivers de baja frecuencia -éstos funcionan en conjunto y se utilizan simplemente para ofrecer más bajos desde un tipo de caja determinada (que produce resultados similares a los de un solo driver, con la combinación del área de superficie de los dos conos), o en una ‘configuración D’Appolito’, con uno a cada lado del altavoz de agudos lo que, además, mejora la dispersión. Por último, existen diseños de ‘1 vía’ -éstos no son exactamente hi-fi, pero están diseñados para ser utilizados como una referencia secundaria y para darte una idea de cómo sonaría tu mezcla en un sistema típico doméstico. Los 5C de Auratone son un clásico de este tipo, y aunque llevan largo tiempo descontinuados, hay equivalentes modernos.

1-way-System
Monitor de 1 vía ‘Klein+Hummel M 52’
Tu persona de contacto
Tel: +49-9546-9223-30
Fax: +49-9546-9223-28
¡Recibe nuestro catálogo Hot Deals gratuitamente!

Más de 7.900.000 músicos leen los Hot Deals de Thomann. ¡Obtén ahora tu copia gratuita con más de 500 ofertas actuales!

Hot Deals
Un fan de Thomann
Un servicio estupendo, rápido y todo en perfecto estado. ¡Genial!
xxxo@xxxhusa-handmade.com, 15.03.2016

información general de Altavoces para Monitorización

(2)
(1)
(1)
(1)
Feedback

¿Ha encontrado algún error, o desea comunicarnos algo referente a esta página?

Nos alegramos de su Feedback y resolveremos para usted lo más rápidamente posible cualquier problema.

cancelar