Behringer DeepMind 12

230

Sintetizador analógico de 12 voces

  • Tecaldo de 49 teclas de tamaño completo sensibles a la velocidad y con Aftertouch
  • 4 motores FX con tecnología de tc electronic & Klark Teknik
  • 24 osciladores - dos OSCs y LFOs por voz
  • 3 generadores ADSR
  • Filtro Low Pass conmutable a 2 o 4 polos
  • Filtro High-Pass
  • Matriz de modulación de 8 canales
  • Secuenciador de control de 32 pasos
  • Envelope Depth
  • Key Tracking
  • Control a distancia por iPad/PC/Mac por USB, MIDI o WiFi integrado
  • 26 reguladores y un conmutador por función para acceso directo a todos los parámetros importantes a tiempo real
  • 1024 espacios de almacenamiento de programa
  • WiFi Client integrado y ajustable
  • Pantalla LCD
  • Diseño e ingeniería de U.K.
  • Medidas (An x Pr x Al): 822 x 257 x 103 mm
  • Peso: 8,4 kg
  • Bolsa de transporte disponible opcionalmente bajo art. n.° 479789, (no incluida)
  • Caja disponible opcionalmente bajo art. n.° 416352, (no incluida)
Disponible desde Diciembre 2016
número de artículo 402983
Precio por 1 Unidad(es)
Número de teclas 49
Sensibilidad dinámica
Aftertouch
División de teclado No
Rueda de modulación
Voces de polifonía 12
Motor de sonido Analógico
Interfaz MIDI 1x In, 1x Out, 1x Thru
Medio de almacenamiento Interno
USB-anslutning
Arpeggiator
Número de salidas analógicas 2
Salida digital No
Display
Conexiones de pedal 1x pedal, 1x Sustain
Peso 8,4 kg
Mostrar más
811 €
Todos los precios incluyen IVA
En stock
En stock

Este producto está en stock y puede ser enviado inmediatamente

Información sobre envíos
Envío gratis. Recepción estimada entre el Martes, 5.07. y el Jueves, 7.07.
1

230 Valoraciones de los clientes

163 Reseñas

J
Increíble pero cierto
JoseteMel 06.12.2018
Asombrado me hallo ante tanta relación calidad/precio. Estamos ante uno de los mejores sintetizadores construidos en los últimos años y parece increíble que con la calidad sonora que ofrece y por sus cualidades y características, cueste menos de 1000¤. La construcción es principalmente metálica y madera, con los potenciómetros de plástico (que se pueden intercambiar por otros de la misma medida si no nos gustan los originales) y tanto las ruedas como los botones tienen un agradable acabado gomoso.

Recomiendo esta compra a quienes, como yo, siempre han deseado un buen sintetizador analógico sin dejarse medio riñón. Dispone de muchas voces, efectos de muy buena calidad (de verdad de la buena, son perfectos), es muy sencillo de modular y te alenta a crear tus propios sonidos fácilmente sin entrar en excesivos e interminables menús.

No se lo recomiendo a quienes quieren un sintetizador para usar los efectos de fábrica. Salvo unos pocos, el 95% (más o menos) no sirven para nada, son muy abientales pero no dicen nada. Lo mejor es crear sonidos propios.
Uso
Características
Sonido
Fabricación
2
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

n
Un instrumento único
nusifer 03.02.2020
El Deepmind 12 une el sonido de un sintetizador analógico polifónico de los años 80 con una capacidad de modulación increíble gracias a su matriz de modulación y su control digital. Una sintetizador muy avanzado con el que aprender pero a la vez con unas posibilidades sónicas increíbles. Además incorpora una unidad de efectos increíble con la que enriquecer aún más el sonido si cabe. Muy contento con la compra.
Uso
Características
Sonido
Fabricación
0
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

JM
Magnífico sintetizador
José ManuelG 22.12.2018
La construcción es robusta y elegante, la madera de los lados le da una presencia impresionante. El teclado tiene un tacto que me gusta, es cómodo de tocar y el aftertouch funciona bien. Pero lo mejor es el sonido y las posibilidades de manipularlo en tiempo real con los potenciómetros deslizantes, aunque para entrar en profundidad haya que entrar en el menú, que de cualquier forma es bastante intuitivo. Creo que el aparato es una maravilla y también que la relación calidad precio es inigualable. Lo uso en el hogar, en un ?home studio?, no le doy uso profesional o directo y no entro a valorarlo en ese aspecto. Por las críticas que leí pensé que los ventiladores iban a ser molestos tocando en silencio, pero no es así, apenas suenan a 64k revoluciones, que es la velocidad por defecto, y desde luego yo no noto calentamiento. Estoy muy satisfecho, un sintetizador de este nivel, con un diseño tan inteligente y versátil, con edición más profunda posible con iPad o Pc, es un sueño para los amantes del sonido. La entrega y el embalaje sin problemas.
No encuentro nada en contra, sinceramente.
Uso
Características
Sonido
Fabricación
0
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

J
Sencillo, pero con un gran sonido.
Juan85 11.06.2020
Behringer lleva tiempo atrayendo atención por sus clones de sintetizadores clásicos, como el Odyssey, el Modell D, el CAT, el Wasp, el MS-30 o el Pro-One. El Deepmind no es exactamente un clone, pero puede considerarse una evolución de los sintecizadores de la seris Juno de Roland (Juno-6, 60 y 106), muy populares en su momento.

Ya su aspecto y diseño general recuerdan a los Juno, con menos colorido, más sobio y elegante, pero con la misma disposición de los faders, en una sola linea y en paralelo. A partir de ahí,m las diferencias son más que notables.

Para empezar, los Juno tenían un solo oscilador, mientras que el Deepmind tiene dos. El VCO 2 solo genera una onda rectangular, que no es mucho, pero ya sirve para añadir flexibilidad, cuerpo y caracter a los sonidos. Además, el Deepmind incorpora un arpegiador y una sección de efectos. Los efectos son realmente magníficos, dando una dimensión realmente sorprendente al sonido y quizás lo único que puedo criticar es que precísamente los presets se apoyan demasidao en los efectos para dar una idea del sonido real, o de las posibilidades, del sintetizador. Mi recomendación, desconectar los efectos al principio y trastear con los osciladores y filtros "a pelo", hasta hacerse con ello, y luego ya incorporar los efectos.

Otra diferencia es que, mientras que en un Juno, cada función del sintetizador estaba controlada por un único fader o boton en el panel, en el Deepmind hay funciones a las que solo se puede acceder entrando en el sistema operativo. Las principales siguen ahi, con sus faders y botones dedicados, pero este es un precio que hay que pagar por la funcionalidad añadida, supongo.

La construcción es excelente, solida y de gran calidad, totalmente de acero salvo los paneles laterales, que son de madera. Incorpora, además, un cliente WiFi propio, lo cual estará muy bien, imagino, aunqeu ahroa mismo no lo uso mucho. Además, está preparado para operar bajo realidad virtual, lo que es sorprendente, aunque no es si especialmente util o intuitivo.

El teclado en si es más que aceptable, firme y cómodo, sensible a velocidad y aftertouch. El sonido es realmente notable y su programación, incluso con las funciones "escondidas", es muy sencilla. El sonido es totálmente analógica, aunque controlado digitalmente, lo que viene a ser algo así como tener lo mejor de los dos mundos, el sonido, profundidad y punch de lo analógico, y la estabilidad y capacidad de control de lo digital.

Hay dos versiones, de seis y doce voces, pero yo recomendaría que, si es posible hacer un pequeño esfuerzo economico, se opte por la de 1, porque es un sinte que invita a hacer pads densos y al tocar acordes es facil quedarse sin polifonía.

Pros: precio, construcción, sonido, facilidad de manejo, WiFi incorporada.

Contras: la pantalla no es precísamente "tecnología punta", pero teniendo en cuenta el precio, es algo con lo que se puede vivir.
Uso
Características
Sonido
Fabricación
0
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación