AKG K-702

800

Auriculares HIFI High End

  • Auriculares de referencia con tecnología de bobina de cable plano
  • Membranas Varimotion de dos capas para garantizar fidelidad de impulso
  • Dinámicos
  • Abiertos
  • Circumaurales
  • Impedancia 62 Ohm
  • Peak SPL: 105 dB
  • Respuesta en frecuencia: 10-39.800 Hz
  • Potencia nominal 200 mW
  • Conector estéreo minijack de 3,5 mm
  • Largo de cable 3m
  • Incluye adaptador de Jack de 6,3mm
  • Peso: 362
  • Peso sin cable 300g
Disponible desde Septiembre 2008
número de artículo 217575
Precio por 1 Unidad(es)
Diseño Over-Ear
Sistema Abierto
Impedancia 62 Ohm
Respuesta en frecuencia 10 Hz – 39800 Hz
Adaptador
Cable intercambiable
Color Negro
SPL Max. 105 dB
Sensibilidad 105 dB
Tipo de conector Jack (estéreo)
Peso 300 g
Mostrar más
B-Stock desde 129 € disponible
139 €
Sin gastos de envío e incluyendo IVA.
En stock
En stock

Este producto está en stock y puede ser enviado inmediatamente

Información sobre envíos
Previsión de envío el Jueves, 8.12.
1

Una referencia perfecta

Los AKG K702 son unos auriculares de referencia dinámicos y abiertos cuyo aspecto recuerda mucho a los K701. El acolchado de las almohadillas forradas de terciopelo proporciona un ajuste cómodo que no pierde efectividad incluso después de las sesiones más largas, y la diadema de piel auténtica se adapta de forma muy confortable a cada usuario gracias al sistema de autoajuste. Gracias a la membrana Varimotion de dos capas, este modelo ofrece una reproducción precisa de transitorios, por lo que convence también por su alta fidelidad de impulso. De esta forma los sonidos suenan tan directos como fueron grabados. Otro importante factor a señalar es la excelente imagen espacial.

Calidad profesional asequible

Los AKG K-702 son una herramienta de estudio profesional que destaca por la alta calidad de su terminación y de su sonido. La alta fidelidad de impulso, la excelente imagen espacial y el sonido diferenciado gracias a la respuesta de frecuencia homogénea, predestina este modelo para la escucha analítica. De manera que permiten tomar de forma segura y rápida decisiones esenciales sobre la mezcla, el master y la edición. La diadema autoajustable proporciona un asiento confortable y seguro, y el cable unilateral reemplazable evita eficazmente los embrollos de cables.

Edición, mezcla y master

La construcción de auriculares abiertos de este modelo es ideal para editar, mezclar y masterizar. Por otro lado, para sesiones de grabación como auriculares de monitorización son menos adecuados, esto es debido al bajo aislamiento acústico en ambas direcciones, que a su vez se debe al diseño abierto. En general, los AKG K702 son unos auriculares de primera clase a nivel profesional que se adaptarán a cualquiera que busque un sonido en general transparente, sin realces de graves y que sepa apreciar la extraordinaria honestidad de este modelo. Con todo ello, los K702 también se pueden utilizar perfectamente para el puro disfrute de escuchar música.

Acerca de AKG

AKG fue fundada en Viena en 1947 por el Dr. Rudolf Goerike y el ingeniero Ernst Pless. Solo unos meses más tarde, los primeros micrófonos AKG ya se comenzaron a utilizar en emisoras de radio y teatros. Pero el gran avance se produjo a principios de la década de 1950 con la incorporación de algunas innovaciones sofisticadas. Un ejemplo de esto es el primer micrófono de condensador de gran diafragma con patrón polar conmutable controlado a distancia (D12), y entre los que adoptaron primeramente el modelo se encuentra la BBC en Londres. Hoy AKG es una marca muy conocida mundialmente y en muchos ámbitos diferentes. Con innumerables productos de primera clase en catálogo, como el famoso C414, el término AKG siempre ha sido sinónimo de calidad y excelente sonido.

Para el estudio o en exteriores

Además de las muchas posibilidades de uso del K702 en el estudio (edición, mezcla, masterización), gracias a la baja impedancia de 62 ohmios naturalmente también es posible utilizar estos auriculares en dispositivos móviles con menor potencia de salida. El cable mini XLR redondo e intercambiable termina en un conector minijack de 3,5 mm chapado en oro con un adaptador a 6,3 mm atornillable. Además la longitud de 3 m del cable proporciona al usuario suficiente libertad de movimiento en el lugar de trabajo.

I
Absolutamente inmersivo
IzanR 31.07.2017
Utilizo los auriculares para escuchar música en formatos lossless desde mi Fiio X3 (2nd gen) o editar mis grabaciones desde mi ordenador con una M-Audio Pro. Lo utilizo tanto para música clásica -mayormente- como para música moderna.

Los pros son su nitidez y balance de frecuencias, que para mí es, hasta el momento, la mejor fuente de sonido que he podido escuchar en forma de auriculares. En mi opinión no colorean nada, la música te llega tal y como salió del estudio y puedes sumergirte en los detalles que con otras fuentes de sonido son inexistentes, puedes entrever y alcanzar esos terceros y cuartos planos que antes sólo intuías y parecían, solamente, parte de tu imaginación, alucinaciones vagas.

Su sonido es totalmente envolvente, inmersivo. Algunos temas o piezas te trasladan al sitio donde fueron grabados, mientras que otros auriculares simplemente te recuerdan que "sólo es una grabación".

Los auriculares no son ligerísimos, pero no son tampoco pesados, son cómodos, no aprietan, puedes llevarlos durante horas y tampoco producen fatiga auditiva. Sus fundas son muy suaves y la diadema de cuero parece resistente. Muy buena calidad, diseño y fabricación.

No le veo contras, realmente. La única pega es que en ciertas ocasiones he pensado que los dos aros superiores en las diademas parecen de un plástico que algún día, parece, se romperán.

Como músico los recomiendo claramente, vale la pena siempre que se escuchen audios de calidad. La experiencia auditiva es comparable a beber ese vaso de agua fría en un día de calor en el que estabas a punto de morir de sed.
Sonido
Comodidad
Fabricación
10
1
Reportar evaluación

Reportar evaluación

r
Diseñados para mezcla y masterización
riffmj 21.07.2012
Los auriculares AKG K-702 están en la gama alta de AKG. Están especialmente diseñados para: 1) escuchar música con calidad de grabación alta, porque permiten escuchar con claridad todos los instrumentos de la grabación. Es decir, cualquier instrumento que haya en la canción, por secundario que sea, puede escucharse con precisión con estos auriculares. Si estabas acostumbrado a escuchar música con unos auriculares mediocres, la diferencia es enorme. Con los 702 escuchas detalles que nunca habías apreciado antes en la canciones. 2) mezclar y masterizar. Cada vez son más los ingenieros y productores que recurren a los auriculares para tareas de estudio. Los auriculares convencionales ofrecen un sonido muy distinto de los altavoces, por eso no valen para estudio. De nada sirve mezclar un tema con auriculares si luego con altavoces va a sonar distinto. Pero los K-702 consiguen darte la misma sensación de amplitud que dos altavoces externos separados. Por eso, estos auriculares son perfectos para mezcla y masterización, sin necesidad de quedarse sordo con altavoces a todo volumen.
A pesar del precio, son un producto absolutamente recomendable, marcan la diferencia de calidad. A la larga, unos auriculares mediocres sólo te hacen perder el tiempo y el oído. Con los K-702, tu oído se educa y aprendes a diferenciar matices que antes ni siquiera apreciabas.
Sólo una puntualización: estos auriculares son perfectos para mezclar y masterizar, pero no para grabar, porque no son totalmente cerrados. Eso implica que siempre se escapa algo el sonido, por lo que si estás grabando con micrófono, éste recogerá la señal de los auriculares. Si lo que buscas son auriculares para grabar, entonces mejor unos cerrados. Son más incómodos, pero no dejar escapar el sonido.
Sonido
Comodidad
Fabricación
10
2
Reportar evaluación

Reportar evaluación

D
Gran sonido
Daniel592 30.10.2019
Buscaba unos auriculares con los que contrastar la mezcla en monitores y que fueran más o menos sinceros y la verdad es que estos AKG parecen estar bastante en esa línea. Aunque sólo hace una semana que los uso, la diferencia con respecto a mis Audio Technica ATH M40 es bastante grande, pero también hay que tener en cuenta que estos son abiertos y los Audio Technica cerrados. El sonido tiene mucha definición aunque al ser abiertos todo suena como un poco lejano, menos obsesivo. El tener el cable desmontable también es algo que me ha gustado. De momento contento con ellos, aunque debo decir que el no poder ajustarlos a la cabeza más allá de lo que la propia diadema permita con las gomas que lleva no es la mejor opción para mi.
Sonido
Comodidad
Fabricación
3
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

A
Albert21 23.09.2012
De hecho solo escuché algo parecido en los Sennheiser HD700 que tenía un compañero (aunque el precio de los AKG decanta la balanza en 0,1 segundos).

Es cierto que se necesita un "amplificador" o fuente específica, con el iPhone/iPod se escucha, pero no es lo mismo, sobretodo a nivel de graves, donde pierden fuerza. Con un mínimo de equipo alrededor son lo más claro y veraz que he visto. Espectaculares.

En cuanto a comodidad, las almohadillas de las orejas son fantásticas, este verano he estado mezclando a temperaturas de 30-35ºC y humedad del 60-80% SIN PROBLEMAS, cómodas, y al ser abiertos no pasas calor en comparación con otros. Lo que si es cierto, la cinta de cuero que te lo sujeta a la cabeza deja que desear (quizás con el tiempo dé de si y mejore la comodidad), con las horas se acaba enclavando en el craneo y hay que ir cambiando el ángulo del aurícular para que se apoye en otra zona.

En general se ven sólidos, se escuchan de forma espectacular y podrían ser algo más comodos, pero la verdad, yo los compré para que se escucharan bien, y en eso sobresalen.
Sonido
Comodidad
Fabricación
1
0
Reportar evaluación

Reportar evaluación

Relacionados de YouTube