Todo lo que siempre quisiste saber sobre pedales de bombo

Todo lo que siempre quisiste saber sobre pedales de bombo

En el mundo del mercado de instrumentos musicales hay un montón de pedales de bombo compitiendo por la atención de los bateristas. Con tantos conceptos y diseños diferentes no resulta sencillo especialmente para los principiantes ponerse al día sobre el asunto. Esperamos que con este artículo os podáis informar sobre cuál sería el pedal de bombo ideal para vuestras necesidades. 👟💥


courtesy of DrummingBasics.com


Diferencias principales según categoría de precios

El rango de precios entre un pedal simple para principiantes y otro modelo de gama alta se sitúa entre los 40 y los casi 600 euros. Por supuesto, la primera pregunta que se viene a la cabeza es sobre cuál puede ser la causa de tremenda diferencia, si sólo se trata de un simple dispositivo mecánico, ¿no?

Bueno, lo primero es el diseño. Los pedales más caros viene equipados normalmente con componentes y materiales de más alta calidad, además de estar diseñados y montados con gran cuidado y atención. Para asegurar una resistencia baja y pérdida de potencia se usan sistemas con bisagras de cadena corta o incluso sin cadena, así como articulaciones de cojinetes de bolas y ejes con bajas tolerancias. Esto en la práctica significa que los pedales más económicos, cuando se usan con frecuencia, se pueden romper más fácilmente y empezar a sentirse más inestables a la pisada.

Los modelos más caros suelen estar además construidos en países industriales occidentales, donde los costes laborales son mucho más altos. Otro factor determinante en el precio son los componentes de aluminio fresados a partir de material sólido en lugar del hierro fundido utilizado para modelos más baratos. Aquellos que deseen muchas opciones de ajuste en sus pedales normalmente tienen que rascarse un poco más el bolsillo.

Si quieres comprar un buen pedal, pero aún no tienes claro exactamente cómo es tu estilo de tocar, recomendamos un modelo de precio medio, por ejemplo, entre los 80 y los 200 euros. Por supuesto, asegúrate de probar por lo menos unos cuantos pedales antes de comprar uno, porque la compra de un pedal de batería es algo muy subjetivo.

Pero como guía os puede servir lo siguiente: cuanto más rápido y fuerte toquéis (por ejemplo para aquellos que hacen heavy metal), más adecuado se hace un pedal estable. Para tocar de vez en cuando en casa o para un ensayo semanal en un grupo de pop un pedal más barato puede bastar. Aquí os dejamos tres modelos con tres precios diferentes:


¿Qué tipo de mecanismos de pedal existen?

Tracción con cadena

Para transferir el movimiento de tu pie a la maza, tiene que haber una conexión entre la placa en la que apoya el pie y la leva. En la mayoría de los pedales modernos encontrarás o bien una cadena simple o una doble. Las cadenas presentan la ventaja de que son flexibles en su forma y estables en tamaño, por lo que, por ejemplo, no se estiran. Por lo tanto, forman una combinación ideal para un sentimiento orgánico a la hora de tocar y una trasmisión inmediata del movimiento. Una doble cadena ofrece un poco más de estabilidad lateral, mientras que una cadena simple normalmente se sentirá un poco más ligera y un poco más ágil. Pero esto son solo sutilezas.

DW 5000AH4 €239


Tracción con correa

Dado que la mayoría de los bateristas optan por pedales con cadena, los pedales con correa se han convertido un fenómeno un tanto marginal entre los pedales para bombo. En vez de una cadena, se usa un pedazo de tela, normalmente reforzada con Kevlar o fibras sintéticas. Este tipo de trasmisión proporciona una sensación más suave y orgánica a la hora de tocar. Dependiendo del pedal y tu forma de tocar y experiencia, la diferencia con un sistema de cadena puede que no sea tan drásticamente diferente como se podría esperar.

Pearl P-2050B Eliminator €199


Tracción directa

En los pedales para bombo, una tracción directa consiste en una conexión no flexible entre la placa base y la leva. Esta conexión generalmente consiste en una barra de aluminio recta o ligeramente curvada.

La ventaja de este tipo de construcción está en su trasmisión completamente lineal del movimiento del pie a la leva, que elimina por completo cualquier retraso de la placa. Como resultado se obtiene una forma muy directa, predecible, de tocar, que es especialmente adecuada para bateristas de heavy metal por ejemplo, que necesitan ejecutar golpes extremadamente rápidos. Si por el contrario, necesitáis una sensación más cómoda y orgánica para el pie, lo mejor es irse a otro tipo de pedales.

Yamaha FP9500D €199


¿Placa corta o alargada?

Además de la tracción, antes de comprar un pedal para bombo muchos bateristas se preocupan por la cuestión de qué tipo de placa para el pie se ajustará más a sus necesidades. Básicamente hay dos variantes.

La más común es el diseño corto de placa para el pie. El área donde se apoya el pie se divide en dos. Esto es, la placa para el pie y la placa para el talón, unidos gracias a una bisagra. Este tipo de diseño ha sido el más adecuado para muchos estilos diferentes de música durante décadas.

Sin embargo, con la llegada de nuevos estilos caracterizados por una velocidad mayor en la forma de tocar, se ha creado un nuevo concepto, los pedales con placa alargada. En este diseño se omite la placa para el talón, por lo que nos encontramos con una única placa alargada, que se conecta a la placa base (la que apoya en el suelo) a través de una bisagra. Aunque esto aumenta la movilidad, implica que ciertas técnicas a la hora de tocar tales como «talón alto» o la conocida como «Constant Release«, (en la que se aprovecha la inercia del movimiento del pie) funcionarán mejor con este tipo de diseños ya que, aunque se trata de apenas un centímetro de diferencia con las placas más cortas, es una medida decisiva en la forma de tocar.

Trick Drums Pro 1 V Big Foot €405


Ajustando tu pedal de bombo

El ajuste que hagas de tu pedal de bombo afectará sin duda a tu forma de tocar. Como la mayoría de bateristas sabrán, cuando te sientas a tocar en la batería de otro, lo primero que se siente «fuera de lugar» o que no está ajustado a tu preferencia personal es el pedal de bombo. El ángulo de la maza, la tensión de los muelles o la longitud de la barra de la maza son todas ajustables, y en este vídeo se explica muy bien y de manera clara cómo:


Consejos y contacto

¿Tienes cualquier tipo de preguntas o te gustaría que te asesoraran sobre algún producto? Nuestro compañeros del departamento de batería y percusión estarán encantados de aconsejarte por e-mail, teléfono o en persona:

E-mail: drums@thomann.de  Teléfono: 09546-9223-40 


¡No olvidéis echar un vistazo a nuestro nuevo canal de baterías en YouTube: Drum Bash

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

Deja un comentario