Los problemas de ser zurdo y músico

Los problemas de ser zurdo y músico

Ser zurdo y músico no es tarea fácil. Pero la mayoría de ellos están de acuerdo en algo: el sobre esfuerzo de tocar, y sobre todo crear música, vale la pena. Requiere innovación, persistencia y optimismo. Grandes talentos como Paul McCartney, Ringo Starr, David Bowie, Phil Collins, Jimi Hendrix, Kurt Cobain, Bach, Beethoven o Mozart, eran zurdos. Este artículo no está escrito tanto desde el ojo crítico sino desde la empatía. Una manera de acercar el mundo zurdo al mundo de los diestros, y así comprendan sus frustraciones y tal vez un trampolín para resolver estos problemas. 

👈👈👈


1. Tocar una guitarra para diestros

A veces no queda otra y acabamos cambiando el orden de las cuerdas de una guitarra para diestros. Es algo muy habitual entre zurdos, por razones económicas, falta de instrumentos, estéticas, vamos, en general, por pura supervivencia. Pero esta técnica tiene puntos débiles: imagina que estás tocando y el volumen y el tono empiezan a cambiar porque estás tocando sin querer las ruedas con el brazo izquierdo, el codo izquierdo golpea constantemente la salida de jack y da gracias si no partes la soldadura, ahora el clavijero queda bocabajo y es bastante complicado afinar, etc. etc.


2. Emoción y tristeza

Como cuando un perro ve su pelota o juguete favorito, los músicos entran en estado de excitación cuando ven un instrumento que les encantaría tocar. A veces la vida nos cruza con esos instrumentos en los momentos más inesperados como por ejemplo, estando de fiesta en casa de un amigo; ves un violín apoyado en una esquina de la habitación y no puedes evitar cogerlo e intentar sacarte un tema o por lo menos tenerlo entre tus manos. Pero para la mayoría de zurdos esa ilusión se desvanece en el momento en el que se dan cuenta de que es un instrumento para diestros. Se acabó la fiesta.


3. Tablas de acordes ilógicas

La mayoría de diestros no tienen problemas en entender las tablas de acordes porque en resumen, lo que ves en el papel es lo que ves en el mástil cuando miras hacia abajo. Pero para un zurdo, sencillamente no tienen lógica ya que lo vemos completamente del revés. Existen tablas para zurdos, pero no abundan tanto. Si un zurdo aprende a leer tablas para diestros desde el principio, aprenderá a mentalmente cambiar el orden de las cuerdas, de manera natural. Solo es un problema si la persona ha empezado directamente con tablas para zurdos.


4. Los ascensos y descensos van del revés según el instrumento

Esto es una verdad como un templo para los zurdos especialmente cuando comparamos instrumentos de cuerda e instrumentos con teclado. El cerebro se confunde primero porque una escala ascendente en piano va hacia la derecha, y con la guitarra es hacia la izquierda. Tal vez por eso mismo se les hace complicado a muchos guitarristas o bajistas zurdos pasarse a otros instrumentos como el teclado.


5. Siempre sucios

Si eres zurdo sabes perfectamente lo que es acabar con las manos manchadas. Escribes los apuntes en clase y cuando acabas las manos están llenas de tinta y todo lo que has escrito tiene un ligero efecto borroso. Lo mismo pasa cuando escribimos nuestras tablaturas, el carboncillo del lapiz también es un engorro.


6. Tocar en directo

Si tocas con instrumentos para zurdos y vas a tocar en directo deberías pensar bien en que parte del escenario vas a estar. Lo ideal sería que te colocases a la derecha porque sino es muy probable que acabes chocando contra el mástil de tu compañero diestro y os carguéis alguna de las palas, que son más bien frágiles y no mola nada  que se rompan. Por otra parte, si los mástiles apuntan al centro del escenario, será más fácil para vosotros mantener el contacto visual. Ay madre, que complicado es esto de ser zurdo…


7. Te preparas y reparas tú todo

No hay muchos manitas, luthiers o técnicos que sean zurdos o estén acostumbrados a trabajar con guitarras para zurdos. Para saber si una guitarra está en condiciones tienes que poder tocarla unos minutos. Un zurdo solo debería confiar en otro zurdo pero estamos hablando de animales en peligro de extinción, gente muy difícil de encontrar, además de un servicio especialmente caro. Así que lo más habitual es aprender a hacerlo tu mismo. Más faena…


8. Los baterías zurdos se machacan

Si tocas la batería con el hi hat a la derecha del kit y/o usando el pedal de bombo con el pie izquierdo necesitas tu propio kit o hacer un montón de cambios cada vez que cojas una batería diferente. Aunque te vas a poner hecho un titán, se te van a poner unos brazacos y una espalda que no veas…


9. Palas del revés

Cuando los zurdos vemos una pala del revés solo nos queda gritar a los cuatro vientos «POR QUÉ». Soñamos con un modelo zurdo de nuestra guitarra favorita y cuando vemos una guitarra para diestros con el clavijero del revés solo podemos pensar que es una monstruosidad, aunque yo que sé, cada cual tendrá su gusto. Seguiremos soñando.


10. Vivimos en un mundo hecho para los diestros

Entras en una tienda de instrumentos y las paredes están llenas de guitarras colgadas de todas las marcas, modelos, formas y tamaños. Acabas de entrar en el paraíso… el paraíso para diestros… Y es que este es un mundo de diestros, y esto también se aplica en el sector de los instrumentos.   En Thomann no nos olvidamos de los zurdos y por eso estamos constantemente ampliando nuestra selección de instrumentos. Si necesitas consejo profesional no dudes en contactar con nosotros.

We have hundreds of left-handed guitars in stock


 

Esperamos que hayas empatizado, reconocido e incluso te hayas reído con todos estos problemas que tienen los músicos zurdos en su día a día. Sabemos que sufren mucho, hoy es su día, así que abraza a tu zurdo favorito este 13 de agosto. 

👈👈👈

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

6 comentarios

    Hola: no estoy nada de acuerdo con el artículo. Yo, soy zurdo «total», y nunca tuve ningún problema con la guitarra. Sencillamente, porque para tocar la guitarra necesitas la misma destreza y compenetración en ambas manos. Así que, tanto da que tengas que montar acordes o hacer escalas con una mano que con la otra. Esta «dificultad» que planteas, no está justificada, al menos, en la guitarra. Saludos.

    Soy zurda para todo menos para escribir y jugar al tenis. Me encanta.

    Soy zurda para todo menos para escribir y jugar al tenis. Me encanta. Hay soy ambidiestra.

    Q tal saludos desde Chile yo aqui zurdo total y músico a la vez, y tanto la guitarra el bajo y la batería q es mi pasión la e tokado en la forma tradicional para diestros.
    Y nunka se me a generado.problemas y a darles que se Puede …..

    De acuerdo con tu artículo. Soy zurdo y he encontrado mucha comprensión con otros músicos a la hora de tocar o aprender algo nuevo. Es cierto que siempre tengo que llevar mi guitarra conmigo cuando visito a algún amigo. Cada vez hay más tiendas con artículos e instrumentos preparados para zurdos. No hay problema.

    Totalmente de acuerdo con el artículo! Pero los zurdos nos entramos con ese tipo de “barreras” que desde niños nos acostumbramos a buscar la manera de saltar y/o rodear. Las tijeras, las tizas, ciertos bolígrafos que tiran tinta a chorros o incluso los abrelatas. En mi caso, con la guitarra aprendí sin ayuda personalizada (de pequeño en clases grupales baratas) y ahora toco como un zurdo, pero con cuerdas de diestro, es decir, la 6a abajo. Me he adaptado a una forma de tocar extraña que suele dejar a la gente (músicos) con el culo torcido hasta q entienden el sistema. Lo bueno es q las tabs y los diagramas de acordes los ves como si mirases a tu mano, pero obviamente hay limitaciones que debes buscar la manera de afrontar.

Deja un comentario