Cómo NO ganarte el corazón de tus compañeros de grupo

Cómo NO ganarte el corazón de tus compañeros de grupo

¿Has sido autor de alguna de estas ofensas alguna vez? Entonces, ten cuidado, estos 10 motivos son suficientes para que tus compañeros te echen del grupo, otra vez.


1. ¡Se siempre muy crítico! Sobretodo después de tocar una canción nueva por primera vez. ¡Así es como se demuestra el compromiso!

2. Lleva cerveza sin alcohol o cualquier bebida no alcohólica a los ensayos.

3. Propón, después de ensayar todos juntos por primera vez, una reforma en el local de ensayo.

4. ¿Te has quedado sin batería para tu pedal? ¡No te preocupes, utiliza el primer adaptador que pilles sin preguntar!

5. El amplificador, siempre, siempre, a tope. Al fin y al cabo… ¿Tienes que demostrar tus habilidades no?

6. A todo el mundo le parece comprensible que estés más pelado que el sobaco de una rana. Así que naturalmente, estás exento de pagar tu parte del alquiler del local de ensayo el mes que viene, o de cualquier otro gasto del estilo.

7. Al principio de cada ensayo debes sentarte en la banqueta de la batería y demostrar al resto del grupo tus (no-)habilidades a la batería.

8. Comprueba tu teléfono cada dos minutos.

9. Trae un amigo al ensayo y pregúntale después de cada canción si cree que lo has hecho mejor que la anterior.

10. Asegurate de llegar tarde a los ensayos porque: una verdadera estrella del rock no llega ni tarde ni pronto, llega cuando le toca.

¿Te suena de algo todo esto? ¿Conoces otros ejemplos que deberían estar en esta lista? ¡Cuéntanos! 🙂

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

10 comentarios

    La número 7…de verdad… que no se que tiene la batería que es tan fácil sentarse ahí. Además que, mientras alguien hace eso, no te queda otra que callarte y escuchar mientras montas. Si alguien se pone en otro instrumento no pasa nada: se baja un poco el volumen. Pero lo de la batería es mortal…

    jajaja Supongo que todos pecamos alguna que otra vez con el tema de la batería.

    Coloca tu propio amplificador DELANTE de los de los otros músicos. Así el sonido de los demás quedará enmascarado y se te escuchará mejor a ti. (Lo he vivido esta semana).

    Siempre, siempre, siempre, el burro por delante para que no se espante. 😛

    No compongas mas y mejores canciones.algunos no soportan su cualidad de segundo.El ego es malo,destruyelo!!!

    Cuando el compositor- arreglista esta hablando, ni se te ocurra escucharle, tu sigue tocando a modo de acompañamiento musical a sus palabras, y por supuesto cuando llegue el compás del cual estaba hablando, cagala y pregunta cuando han cambiado esa parte………….

    Y hazte el indignado porque nadie te avisó… 🙂

    Mientras los demás componentes del grupo monta, toca la guitarra!

Deja un comentario