Efecto Leslie para todos los bolsillos

Efecto Leslie para todos los bolsillos

Si eres un enamorado de los órganos Hammond sabes perfectamente de que estamos hablando. Ese tremolo palpitante es inconfundible, hablamos del sonido que produce un altavoz Leslie conectado a un órgano, un altavoz de los años 40 que consta de dos canales que reproducen independientemente frecuencias altas y bajas a través de dos componentes que no paran de girar de manera mecánica, que es lo que hace que el sonido sea tan característico. Se suele decir que las simulaciones digitales no son suficientemente realistas, pero nosotros creemos que se trata de un mito. Hay un montón de pedales y dispositivos que emulan perfectamente el famoso sonido Leslie.


Y gira, y gira, y gira…

Dentro de este «armario mágico» como se aprecia en el gráfico hay una serie de elementos que no paran de rotar y son los que provocan la modulación del tono a través del efecto Doppler, el cual, dependiendo de la velocidad de rotación produce un efecto de pulsación o un vibrato especial. Este altavoz para órganos inventado por Don Leslie tiene dos velocidades de rotación: CHORALE (aprox. 48 rpm) y TREMOLO (aprox. 380 rpm). Hay una tercera opción, STOP, que para la rotación de los elementos:

Además del impresionante sonido que se consigue a través de la rotación de los elementos internos, hay otros efectos también característicos de la desviación mecánica del sonido, conocidos como «rise» y «fall» o subida y caída.  Debido a las diferencias de peso entre los dos deflectores de sonido, uno para las frecuencias graves  (el tambor o rotor) y otro para las frecuencias agudas (el cuerno), se generan diferentes efectos al cambiar la velocidad, ya que el tambor acelera y frena más despacio que el cuerno. Puedes apreciar el efecto «rise and fall» durante los primeros 23 segundos del vídeo:


No-solo-órganos

Los guitarristas también usan este poderoso efecto. Durante los años 70, solo unos pocos fabricantes se atrevieron con la simulación electrónica del efecto Leslie, que solo fue posible de forma limitada con tecnología analógica. La tecnología digital fue un trampolín para poder desarrollar este efecto de manera más profunda, avances que hoy en día podemos ver tanto en software como en hardware. Actualmente además de clones perfectos de Hammond, también hay dispositivos que emulan el efecto Leslie sorprendentemente bien y en formato mucho más pequeño, ligero y barato. Esto hace que sea mucho más fácil para teclistas y guitarristas llevar el famoso sonido con ellos.

Para que te hagas una idea de lo que hay en el mercado, aquí están los 5 mejores pedales de efecto ‘Rotary Speaker‘. Desde 400€ a 40… 👇


NEO Instruments Ventilator II & mini Vent II

El fabricante alemán Neo Instruments puso el listón muy alto en cuanto a simulación digital del efecto Leslie con el Ventilator II. Este pedal utiliza complejos algoritmos de modelado para emular un Leslie 122 microfonado con tres micros, uno para el bajo y dos para el rotor de agudos, como se suele hacer. Ambas unidades de rotación se pueden ajustar de forma independiente. Además de una sección drive para conseguir un auténtico overdrive, el Ventilator II también ofrece control de la velocidad del rotor y la mezcla a través de un pedal de expresión que se puede controlar con un switch externo.

El mini Vent II es una versión mucho más pequeña y económica del Ventilator II con los mismos estándares de sonido que su hermano mayor, pero con la configuración más limitada. Carece de los potenciómetros para el ajuste de parámetros y del botón STOP físico para el control de parada del rotor. Sin embargo, esto puede activarse presionando los botones BYPASS y SLOW / FAST a la vez. El mini Vent II tiene dos ranuras para ajustes preestablecidos donde todos los ajustes se pueden hacer y guardar a través de una rutina de edición. Si no te importa trabajar con esta función preestablecida en lugar de con potenciómetros, puedes ahorrar unos 130€!


Strymon Lex

Con el Strymon Lex te llevas la funcionalidaddiseño y  las mejores bondades analógicas de un altavoz Leslie. Lo que hace que este pedal sea especial son los ajustes para MIC DISTANCE y HORN LEVEL, que controlan el efecto de proximidad y las frecuencias de extremo superior respectivamente. Para acceder a todas las funciones secundarias de los cuatro mandos (FAST ROTOR SPEED, CAB DIRECTION, +/- 6dB BOOST / CUT, ACCELERATION TIME) puede mantener presionado SLOW / FAST y BYPASS simultáneamente  El overdrive, la compatibilidad con pedales de expresión y la salida estéreo, entre otras cosas, hacen que este pedal sea inmejorable.


Boss RT-20 Sound Processor

El Boss RT-20 ha hecho que el efecto Leslie sea accesible para teclistas y guitarristas en un formato práctico y muy robusto. Con la ayuda de la tecnología COSM de Boss, el Boss RT 20 va más allá de la simulación Leslie que se puede encontrar en los órganos Roland VK-7, VK-77 y VK-8, que emulan fielmente a Leslie 122. El RT-20 también cuenta con un overdrive para imitar la distorsión cálida de los altavoces Leslie, varias configuraciones para afinar los rotores simulados y un conector para un pedal de expresión para controlar la velocidad de manera manual. Gracias a su diseño robusto, el pedal de efectos Boss RT-20 está listo para pisar cualquier escenario y sobrevivir en el intento.


Electro Harmonix Lester G y Lester K

Con el modelo «Lester», el fabricante estadounidense Electro Harmonix ofrece un pedal con efecto Leslie disponible en dos versiones: ‘K‘ para teclistas y ‘G’ para guitarristas. Ambos difieren en la impedancia de entrada y el espectro de frecuencia en el que se encuentra el instrumento de control. El panel de control del pedal es muy simple y ofrece posibilidades de ajuste para las dos velocidades del rotor, el overdrive y el equilibrio entre los dos rotores. Estos son ajustes estándar, que se pueden encontrar en otros pedales comentados anteriormente. Sus características especiales incluyen un overdrive de válvulas emulado y un sonido rotativo cálido.


tc electronic Vibraclone Rotary

El Vibraclone Rotary del fabricante danés tc electronic es la solución más económica para conseguir el sonido del altavoz del rotor. Como su nombre lo indica, es un clon del altavoz Vibratone Fender de 1968 y simula, de manera muy precisa, el sonido del original, de corta duración. A diferencia de un Leslie, el Fender Vibratone original estaba equipado con un solo tambor giratorio frente al altavoz y fue diseñado específicamente para el uso de la guitarra. Equipado con dos potenciómetros para el control de velocidad del rotor y un drive cálido, el pedal Vibraclone cuenta con un interruptor de palanca para cambiar entre los ajustes de coral o trémolo y un botón de bypass. Si bien todos los demás pedales de efectos mencionados anteriormente son adecuados para su uso con órgano y guitarra, el Pedal giratorio Vibraclone es una alternativa económica para el uso de la guitarra y cumple muy bien este propósito.


¿Qué te parece el efecto Leslie? ¿Pasado de moda, se ha abusado de él demasiado, anticuado o igual de genial que siempre? ¿Qué pedal te ha gustado más? ¿Echas de menos alguno? Deja tu opinión en los comentarios 👇 

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.