Cómo organizar un cuarto para músicos y melómanos

Cómo organizar un cuarto para músicos y melómanos

Es difícil negar que los músicos no somos realmente agentes de orden y organización. El caos del proceso creativo a veces deja su huella y esto puede reflejarse en el estado de la «decoración» interior. No hay que avergonzarse, el objetivo final es crear, componer, disfrutar de la música, no necesariamente que el escenario sea digno de una revista de arte y decoración …

Pero bueno, si además acostumbras a grabarte en vídeo en ese mismo espacio, o si este espacio también es tu salón / comedor, un poco de orden no viene mal. Por lo tanto, os dejamos aquí algunas soluciones e ideas de bricolaje para músicos y melómanos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Particiones y almacenaje – que no se pierda nada

Si necesitas encontrar el calcetín que te falta, es posible que tengas que buscar durante horas, pero por el contrario, si necesitas encontrar la partitura de una canción que tocaste hace diez años, solo necesitas unos segundos: partituras, letras, tablaturas, arreglos completos o producciones deben estar cuidadosamente recopiladas y organizadas en discos duros y otros medios de almacenamiento. En tu  portátil, duplica el disco duro externo, luego triplícalo en la nube, solo para estar seguro. No dejes nada al azar.

 

Almacena tus grabaciones, fotos y vídeos de forma estructurada  

Nunca deben olvidarse en una sub-sub-sub-subcarpeta con un nombre impronunciable escondido en las profundidades de lo que creías que era tu carpeta de música pero que ha acabado siendo una carpeta contenedor.

Cada canción o melodía es un monumento personal y representa un momento en su vida musical / creativa que no debe perderse. Somos conscientes de que esto puede representar una gran cantidad de archivos. Por eso te recomendamos la compra de un SSD que te permitirá almacenar varios Teras de archivos con velocidades de lectura permitiéndote usarlos desde el SSD sin tener que copiarlos cada vez a tu computadora. Además, un SSD no tiene partes mecánicas, lo que lo hace mucho más resistente que los discos duros.

 

Soportes de pared para guitarras y bajos, y otras soluciones

Dos manos son suficientes para tocar un instrumento, pero eso no nos impide tener más de un instrumento. Y si tocas algún instrumento de cuerda seguramente lo sepas de primera mano, nunca son suficientes guitarras, bajos, etc. Pero una colección apilada no es una colección. La idea es encontrar un método para preservar la colección, realzarla visualmente sin destruir la funcionalidad de la sala donde esté ubicada.

Recomendamos los soportes de pared, hay muchos modelos diferentes. Con muy pocos recursos puedes diseñar tu preciosa Wonderwall. Si por lo que sea no puedes colgar tus instrumentos en las paredes, existen otros métodos para organizar tus instrumentos y así evitar que se los coma el polvo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Protegiendo micrófonos y accesorios

Cada micro es diferente y transmite el sonido que capta de manera diferente, es posible que tengas un micrófono diferente para cada instrumento. Algunos son piezas clásicas, otras exóticas, pero el caso es que la colección nunca cesa. El problema es que los micrófonos son sensibles y no recomendamos tenerlos permanentemente de manera decorativa. Las fundas con el interior de espuma son ideales para almacenar micrófonos.

 

 

 

Tu colección de vinilos

Los discos no han perdido su atractivo: tener la música físicamente entre tus manos y poder observar al detalle la portada son experiencias satisfactorias para cualquier coleccionista. Sin embargo, este formato puede ser bastante sensible y lo ideal es almacenarlo de manera óptima. Usa fundas interiores con película antiestática, así como protege tu tocadiscos con una cubierta para protegerlo del polvo. Los discos siempre guardados en posición vertical, y ojo con la humedad y la luz solar directa.

 

Hay que hacerse algunas preguntas sencillas al rediseñar tu cuarto musical. ¿Existen ya soluciones profesionales tipo estuches, estanterías, etc.? Sino existen siempre te lo puedes montar tu a medida con material de bricolaje.

Se pueden conseguir resultados impactantes sin tener que romper la hucha. En muchos casos, los sistemas de almacenamiento general disponibles en el mercado pueden ser más económicos que aquellos pensados especialmente «para músicos y melómanos».

El mejor consejo que os podemos dar: elabora un plan antes de ponerte manos a la obra 😉

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

Deja una respuesta