40 años de «Computer World» de Kraftwerk

40 años de «Computer World» de Kraftwerk

Pocos grupos alemanes han inspirado a tantos artistas como Kraftwerk. No es de extrañar, ya hicieron realidad la utopía hace 40 años con su disco «Computerwerlt». Sus canciones e innovadores sonidos ayudaron a crear una imagen visionaria de un mundo informático que acabó convirtiéndose en una realidad cotidiana años después. Era la banda sonora de un nuevo estilo de vida digital y el mensaje era claro: el futuro es ahora.

————–

El 10 de mayo de 1981, Kraftwerk estrenó el disco «Computerwelt». Este es el octavo disco de estudio de los pioneros de la electrónica, grabado en su estudio casero  «Klingklang». En esa época, los ordenadores estaban haciendo progresos enormes en la conquista de la vida cotidiana, pero todavía quedaba mucho por hacer. Para este disco se utilizaron un montón de instrumentos sintéticos, sintetizadores y cajas de ritmo así como calculadoras de bolsillo y traductores electrónicos. La NME calificó el disco «Computerwelt» como el mejor segundo disco del año.

Visionarios, Kraftwerk escriben la receta de la música electrónica

Kraftwerk ya no formaban parte de la formación original experimental de Krautkunst; Ralf Hütter, Florian Schneider-Essleben, Karl Bartos y Wolfgang Flür unieron fuerzas a final de los años 1970 para lanzarse de lleno en el mundo de la electrónica con «Mensch-Maschine». Y los de Düsseldorf lo hicieron de una manera extremadamente visionaria. Una ventana abierta a la producción musical del siglo XXI.

Utilizaron el collage sonoro y los sonidos sintéticos en composiciones intrincadas para crear paisajes sonoros futuristas con sencillez.  Los sintetizadores legendarios de hoy en día como el Mini-Moog, el ARP Odyssey o el Prophet, diseñado por Dave Smith en 1978, fueron una verdadera sensación tanto como los primeros sintes polifónicos con parámetros memorizables. (El Prophet 5 es la cuarta revisión de este clásico) Las otras fuentes sonoras consistian en una gran variedad de vocoders, de las series 2000, 3000 y 5000 de EMS, que fueron utilizadas para deformas la voz y darle ese toque robótico. Florian Schneider llegó a patentar su propio sistema de vocoder, el Robovox.

Kraftwerk – Computerwelt

Los temas en los que se centra el disco dan una idea de la visión de futuro que tienen los miembros de Kraftwerk. La canción «Computerwelt», por ejemplo, trata sobre la posible utilización abusiva de datos informáticos por parte de la policia. Se basa en una historia real entorno a un caso de la brigada federal de la policia criminal en un momento en el que la RAF estaba ganando fuerza en Alemania y otros escenarios que recuerdan a la CIA y otros servicios secretos.

YouTube

Al cargar el video, acepta la política de privacidad de YouTube.
Aprende más

Cargar video

Kraftwerk – Computer World (1981)

Kraftwerk – Calculator

La segunda canción del disco «Taschenrechner» es más ligera y divertida. Lo más legendario es que usaron la Bee Gees Rhythm Machin, un mini teclado de juguete de Matell, la marca de Barbie, que se repartió entre el público y este lo tocaban durante el directo. La canción se grabó en alemán, inglés, francés y japonés, aunque más tarde se grabó otra versión en italiano para la televisión italiana.

https://www.youtube.com/watch?v=mopXKac2R3

Kraftwerk – Pocket Calculator (Live 1981 – ORF)

Kraftwerk – Numbers

La tercera canción de este disco se ha convertido también en un clásico. No solamente musical, sino sobretodo como cuenta atrás durante los directos. Voces distorsionadas del uo al ocho en diferentes idiomas como el alemán, inglés, francés, español, ruso o japonés.

YouTube

Al cargar el video, acepta la política de privacidad de YouTube.
Aprende más

Cargar video

Kraftwerk – Numbers [Live, 2004]

La tremenda influencia de «Computerwelt» en la juventud y la cultura pop

A final de los años 70 no había Internet, ni e-mail y mucho menos redes sociales. Las videollamadas eran cosa del futuro. Un ratón era un animal y un Mac una hamburguesa. Cuando aparecieron los primeros PC encajaron perfectamente en el ideal futurista que Kraftwerk había cultivado con su música durante años. El disco acercó a la banda a un público más amplio, concretamente de la cultura DJ cada vez más en auge en ese momento.

La gran pregunta: ¿Viajaron Kraftwerk en el tiempo?

Una pregunta sin respuesta. ¿Cómo supieron como sería la sinfonía electrónica y mecánica de nuestra vida diaria? Los tonos de llamada, las notificaciones, los mensajes…

Author’s gravatar
Juanma vive en Barcelona y se pasa el día inmerso en el mundo de la música entre ensayos, grabaciones y conciertos.

Deja una respuesta

ANUNCIO